Noticias

junio 15, 2019

4 mujeres entregan su vida a Cristo, profesan sus votos perpetuos

Por: Filiberto Monter Santiago
  • Las Hermanas Catequistas de Jesús Sacerdote y María Madre de la Iglesia fueron parte de la Eucaristía presidida por el arzobispo de Tulancingo.s

La Diócesis de Tulancingo se congratuló con la profesión de votos perpetuos de cuatro religiosas integrantes de las Hermanas Catequistas de Jesús Sacerdote y María Madre de la Iglesia (HCJSMMI).

En la Eucaristía presidida por Mons. Domingo Díaz Martínez, al medio día de ayer, se ofició el rito desde el llamado a las mujeres que tras años de preparación fueron consagradas.

A ellas se les interrogó, confirmaron su profesión de votos perpetuos, se acercaron a la superiora para profesar la fórmula de su entrega a Dios, firmaron actas, recibieron la bendición del arzobispo y les fue entregado el anillo que ahora las hace esposas de Cristo.

“Hermanitas: dedíquense a ser santas antes de cultivar la santidad”, fue el llamado que se les hizo, ya que, en palabras de Mons. Domingo Díaz Martínez, para la vida consagrada y sacerdotal está la propuesta de servir y ser útiles, pero muchas veces “existe la tentación de primero querer ser importantes”.

“Es entonces que nos rebajamos, porque cuando buscamos ser importantes antes que ser útiles estancamos hasta la misma comunidad a la que pertenecemos, por ello busquemos en la vida estar siempre listos a servir”, exhortó.

Bajo el juramento y profesión de los votos de castidad, pobreza y obediencia; las hermanas Guadalupe López (Tlaola) y Epifania López Miguel (Tlaola), así como Renata Hernández (La Ceiba) y Martha Pérez (Catedral) se adhirieron a la comunidad que radica en Santiago Tulantepec y que ofrece su servicio por la santificación de los sacerdotes.

Rodeadas por familiares, amigos y parte del presbiterio de Tulancingo, se les pidió cultivar la semilla de la santidad a través de la impartición de la catequesis, labor a la que también son llamadas.

El obispo de Tulancingo, durante la celebración de la Eucaristía, no cesó en pedir a Dios mayores vocaciones sacerdotales, religiosas y laicales, porque “a México le urgen santos, nos urge ser santos”, acotó.

Cabe mencionar que también Gloria Riveros Martínez y Jazmín Alemán Navarro renovaron sus votos en el marco de la celebración.






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *