JÓVENES

septiembre 23, 2016

5 consejos para apoyarte de María

Por: Héctor Esteban Carrasco Ibarra

Entre otras sugerencias hay muchos motivos por los cuales rezar el Rosario, aunque seguir el protocolo no es lo importante, sino la intención para acercarte a su corazón sagrado.

Un corazón limpio

Para los jóvenes pudiera ser un gran reto, pero ciertamente con una grande satisfacción pues libera del miedo y de la vergüenza. Lo que más quiere María es que estemos con Dios en el reino y sólo los limpios de corazón lo harán.

Además, el corazón limpio es la base principal de las demás virtudes porque nos ayuda a ser sinceros con nuestros amigos y humildes con los que nos rodean. Donde hay mayor pureza, allí hay más amor. Cuanto más puro es un corazón y más vacío de sí mismo, tanto más estará lleno de amor a Dios.

Llamarla a tu corazón

Seguramente María se sentirá querida si le ofrecemos nuestro corazón. Sabemos que la casa de nuestro corazón es para Jesús. Pero, ¿será a caso que Jesús no le dará también morada a quien le dio hogar durante toda su vida? Siempre será bueno recordar el amor que nuestra Madre ha tenido por nosotros, ese mismo que nos ayudará a no ser duros para tratar a los demás y a no ser jueces con los que están cerca.

Lee libros sobre 3 María

La Lectura Mariana siempre nos ayudará a descubrir más sus virtudes, pues la podremos amar y conocer más. Podrás observar que también Ella como tú tuvo adversidades para cuidar a Jesús en su corazón. Leer más sobre ella te dará herramientas para conservar la pureza en tu corazón y te acercará cada día más a Jesús.

Rezar el Rosario

Es la veneración más grande que podemos hacerle a la Virgen María, donde recordamos los acontecimientos más importantes de la vida de su hijo Jesús. Rezar es una forma muy personal y espiritual de buscar liberar nuestra mente y penas con el n de conseguir la paz, ya sea de alguien más o de nosotros mismos.

El Rosario es una verdadera fuente de gracias y María es medianera de las gracias de Dios. El Señor ha querido que muchas gracias nos lleguen por su conducto, ya que fue por ella que nos llegó la salvación. Recuerda que el papa Juan Pablo II fue un grande promotor de esta vocación.

Imitar sus Virtudes 

No hay mejor regalo para ella que seguir sus pasos y demostrarle con nuestro ejemplo que la amamos. Estas actitudes de María Santísima permitieron a Dios realizar ese milagro de su amor por la humanidad. Todos los jóvenes pueden imitar a María en esa entrega absoluta a la voluntad de Dios.

Gracias a ese sí de María hemos sido salvados. Sólo así podemos aprovechar la salvación que nos vinos a traer Jesús, salvación que se nos dio gracias a la Santísima Virgen María.

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *