JÓVENES

octubre 21, 2019

5 frases de San Juan Pablo II a los jóvenes

Por: Sem. Luis Xchel Nava Ortega

San Juan Pablo II, durante su pontificado, invirtió mucho a la causa de los jóvenes, inclusive desde antes de su elección como Pontífice se preocupó por educar a la juventud, brindarle la mejor formación humana y espiritual; en pocas palabras, apostó muy alto por la juventud.

«Jóvenes: no tengan miedo de mirarlo a Él»

Para seguir a Cristo hay que mirarlo sin miedo, puesto que Él nos mira con misericordia, con amor, no hace distinción. Muchas veces el joven siente que Cristo está alejado de Él y no lo entiende; Jesús se goza en los jóvenes, porque Él también fue joven, entiende perfectamente a la juventud.

Por esta razón mirar a Cristo es mirar a aquél que me ama, dejarse mirar por Él es abrir tu corazón y tu voluntad a su amor. El miedo muchas veces impide contemplar las maravillas que Jesús hace por los jóvenes: míralo, contémplalo y encontrarás sentido a muchas cosas que te inquietan en la vida.

«Comprométanse responsablemente en la construcción de una sociedad más cristiana» 

Karol Wojtyla vivió una época en la que parecía que el mundo se estaba yendo a la ruina, puesto que la fe se estaba poniendo en duda y se cuestionaban muchos aspectos de la moral; frente a esta problemática que estaba envolviendo a la juventud se dedicó a trabajar por una fe atractiva y una moral objetiva.

Ya como sucesor de Pedro, pidió a la juventud que se comprometiera intensamente a la construcción de una sociedad donde no dejen a Dios fuera, sino que se viviera el verdadero sentido del cristianismo, siendo Cristo el modelo; Él se enfrentó a las injusticias que había en su entorno, no fue indiferente a las necesidades de los demás, que siempre vivió y predicó la verdad.

«Ustedes son la esperanza de la Iglesia»

En un viaje que hizo a Lituania, y al pasar por el cementerio donde yacían los caídos en la Segunda Guerra Mundial, se dirigió a los jóvenes con esta frase. San Juan Pablo II siempre supo que la juventud tenía un potencial increíble porque hay una vitalidad en sus proyectos y aspiraciones, de allí que tuviera en ella una gran esperanza.

De esto podemos decir que es verdad, la juventud es un motivo de esperanza para restaurar una sociedad que está herida por las ideologías, lastimada por la dictadura del relativismo, que llora por tantas injusticias que atentan contra muchos jóvenes.

«Buscar a Cristo, mirar a Cristo, vivir en Cristo»

Una juventud sin Cristo es una juventud que se corrompe con facilidad, una juventud que pierde todo el sentido de su vida y de su historia.

El Papa invita a mirar a quien ha dado todo por amor, por ello hay que buscarlo, mirarlo y vivir unido a su Santísimo que arde de amor por todos nosotros. ¿Quieres ser feliz? Sigue este consejo de San Juan Pablo II.

Vale la pena dedicarse a la causa de Cristo

Esta es la frase que marca el final del pontificado del Papa viajero; podemos decir que dedicarse a esta causa es lo mejor que puedes hacer en tu vida, serás un colaborador en la extensión del Reino de Dios, un discípulo fiel.

La mayor felicidad en tu vida la hallarás únicamente en el encuentro con Jesucristo, siendo un fiel operario de su mies.

 

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *