JÓVENES

noviembre 23, 2017

5 propósitos para el Año de la Juventud

 Por: Josue Luna Ordoñez / Colaborador

El Papa nos permite realizar un momento de profundización en este Año de la Juventud. No dejemos que este tiempo carezca de frutos para nuestra vida; al contrario, hagamos juntos de este periodo un #MomentoDeGracia.

Fórmate una fe clara

Este propósito es básico, es el primer paso para vivir el Año de la Juventud, saber quién eres y qué es lo que crees. Para llevarlo a cabo, lo único que necesitas es tomar tu ‘cuerpecito’ y salir a visitar a una persona mayor que te pueda orientar en nuestra fe.

Pregunta lo que sea, provoca chat, expresa las dudas, comparte reflexiones, adéntrate a conocer más; no es necesario llevar apuntes, basta con charlar mucho, platicar de Cristo y de su Iglesia.

Un mundo mejor se construye también gracias a ustedes, que siempre desean cambiar y ser generosos (…) He querido que ustedes ocupen el centro de la atención porque los llevo en el corazón”Papa Francisco

Sal y da testimonio de Cristo

No ser joven de sofá. Vive la fe en todo momento y no apagues el impulso natural de defenderla y de mostrarla en cualquier ocasión. Ceder el lugar a una persona mayor, compartir el almuerzo en la escuela, ayudar a alguien a realizar una tarea complicada y hasta salir a regalar abrazos en el parque.

¡Anímate! Es sencillo y no tienes qué realizar esta actividad en solitario, hazte acompañar de toda la banda… do it men!

#WalkWhitMaría

Camina con María. No es por ser presumidos, pero somos una “Religión a toda Mamá”; es decir, tenemos una Mamá que Dios nos ha dejado. Es la mejor mamá del mundo, nos comprende, está cerca de nosotros y da todo siempre por cada uno de sus hijos.

En el momento que más necesitemos su amor y comprensión ella está ahí para darnos su corazón. Para andar por este Año de la Juventud proponte acercarte más a Ella y, como mamá María, reflexiona y déjate llevar por la Palabra de Dios.

Leave a mark

Deja tu huella, marca tu historia y marca la historia. Ante este mundo tan acelerado las huellas se borran después de 30 días en la bandeja de mensajes. No te permitas que este mundo se quede sin tu gran aportación.

En este Año de la Juventud muéstrate. Cristo no pide que ahogues o reprimas tus talentos; al contrario, Cristo te ofrece la mejor plataforma para proyectarte, su gente, su familia, su Iglesia. Es un momento para ti como joven, para que a fuerza de tu energía trasformes el mundo; recuerda a Cristo: «No tengan miedo, yo he vencido al mundo».

Elige

Tienes los medios para vivir este Año de la Juventud, propósitos para vivir al cien esta vida en Cristo. Los caminos de acción están abiertos, pero para finalizarlo bien enfócate un poco en elegir. Recuerda que Dios te llamará para que seas cada día más pleno, para que seas feliz con todas sus letras y elijas la vocación que corresponda a lo que quiere tu corazón.

No olvides visitar a tu iglesia, integrarte a los grupos juveniles y checar las propuestas para este Año de la Juventud que tu comunidad parroquial tiene para ti.






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *