Articulo

enero 12, 2018

A 149 años de la erección del estado de Hidalgo

Redacción / hidalgo.gob.mx

Intervenciones como la de Manuel Fernando Soto fueron decisivas en la aprobación del decreto el 15 de enero de 1869.

Al promulgarse la primera Constitución del México independiente (1824), el territorio que en el virreinato ocupó la Intendencia de México fue reconocido como entidad la naciente República Federal con una extensión que números redondos abarcaba un área de 110 mil kilómetros cuadrados, y comprendía desde las costas de Guerrero hasta los límites de Veracruz.

A mediados de 1867, cuando la República triunfó sobre el imperio, los trabajos para la creación del estado de Hidalgo se reiniciaron, encauzados por don Manuel Fernando Soto, Antonino y Protasio Tagle, Gabriel Mancera y Justino Fernández.

Nuevas peticiones en apoyo de esta iniciativa llegaron al Congreso de la Unión entre los meses de enero y marzo de 1868, procedentes de 40 ayuntamientos aproximadamente.

La peticiones en referencia fueron turnadas a la Comisión de Puntos Constitucionales del Congreso, quien solicitó a la Legislatura Mexiquense su opinión al respecto, y remitió los documentos recibidos.

Días más tarde, después de la toma de decisiones en el seno del Congreso Local del Estado de México, fue aprobada la propuesta por mayoría de trece votos contra diez, por lo que se remitió la resolución respectiva al Poder Legislativo Federal.

Se envió de inmediato el proyecto de decreto al resto de las legislaturas estatales a fin de dar cumplimiento con lo establecido por la Constitución General de la República, para aprobar reformas a cualquiera de sus artículos.

Siete largos meses transcurrieron para recibir la totalidad de los votos de los congresos estatales, pues el último, de la legislatura de Oaxaca, se remitió hasta el 24 de noviembre de 1868.

A pesar de haber alcanzado la mayoría requerida los debates continuaron en las sesiones del Congreso, donde intervenciones como las de Hilarión Frías y Soto y Manuel Fernando Soto fueron decisivas en la aprobación del decreto que creó al estado de Hidalgo el 15 de enero de 1869.

Con artículo único, se estipuló lo siguiente: “Queda definitivamente erigido en nuevo Estado de la Federación, con el nombre de Hidalgo, la porción de territorio del antiguo Estado de México, comprendida en los distritos de Actopan, Apan, Huascasaloya, Huejutla, Huichapan, Pachuca, Tula, Tulancingo, Ixmiquilpan, Zacualtipán y Zimapán, que conformaron el segundo distrito militar creado por decreto de 7 de junio de 1862”.

De esta forma, Benito Juárez nombró como gobernador provisional al coronel liberal Juan Crisóstomo Doria, quien llegó a Pachuca, designada tácitamente como capital de la nueva entidad el 27 de enero de 1869.

Además de iniciar labores del nuevo gobierno se encargó de organizar las elecciones que se efectuaron en mayo y en ellas fue electo, como primer gobernador constitucional, Antonino P. Tagle, además de los diputados que integraron el Congreso Constituyente que fue el primero Constitucional; un año después, el 21 de mayo de 1870, se promulgó la primera Constitución del Estado.

Al erigirse Hidalgo:

  • Tenía 12 distritos, 46 municipalidades, 16 administraciones de rentas y 12 juzgados de primera instancia.
  • Contaba con 404 mil 207 habitantes.
  • Lucía con progreso de su equipamiento urbano mediante la construcción de escuelas, hoteles y hospitales





0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *