Deportes

diciembre 14, 2018

Cercanía y consuelo a juez central

Fuente: Juez Central 

El partido llegó a su fin con un empate a dos en la pizarra entre Alemania y Holanda; los teutones descendidos y los de Países Bajos a las semifinales de la Liga de Naciones de la UEFA.

Pero al centro del campo yacía Ovidiu Hategan, juez central del encuentro, desconsolado por la muerte de su madre, noticia que había recibido a medio tiempo.

Cuando el balón dejó de rodar, el árbitro rumano acabó consolado por los futbolistas mientras rompía a llorar sobre el césped.

El defensor holandés Virgil van Dijk fue el más cercano: “Le di mi apoyo y le dije que había arbitrado bien. No fue gran cosa, pero espero que le haya ayudado”.

Al disputarse el encuentro en la ciudad de Gelsenkirchen, la Federación Alemana ayudó a Hategan a volver a su casa “lo antes posible”.

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *