CATEQUESIS

abril 5, 2019

¿Cómo vivir la Semana Santa en familia?

Por: Silvia del Valle 

Dejemos que los hijos conozcan al amor por excelencia que es Jesús y su sacrificio máximo por amor, que es la cruz.

Con la Semana Santa llega el tiempo litúrgico más importante para los católicos, por lo que alrededor de eso deben girar todas nuestras actividades familiares.

Cuando los niños son pequeños se nos hace imposible asistir a las actividades propias de cada día, pero si no los llevamos jamás aprenderán a comportarse y vivir de mejor manera los días santos.

Explícales lo que se vivirá

Antes que nada debemos estudiar un poco lo que sucederá durante la semana para después transmitirlo a los hijos.

Debemos comenzar desde el Domingo de Ramos, el Jueves Santo y la institución de la Eucaristía, la oración en el huerto del Getsemaní, la aprehensión y el juicio de Nuestro Señor, el camino de la cruz, su crucifixión, muerte y Resurrección.

Los niños estarán felices de que nosotros, sus papás, nos tomemos el tiempo de explicarles lo que pasa; si son pequeños podemos explicarles con algún libro de dibujos o títeres.

Busca actividades divertidas

Ahora existen diferentes recursos didácticos para que los niños aprendan con juegos, no es necesario pensar mucho, ahora existe en internet una gran variedad de actividades.

Un Vía Crucis sería lo ideal, ya que hasta el más travieso puede participar; esto puede motivarlos a esperar la llegada del Viernes Santo para vivirlo.

Llévalos a las celebraciones

A veces creemos que los niños harán mucho ruido o darán mucha lata en las celebraciones, pero lo que no nos damos cuenta es que debemos comenzar a inculcar en su corazón el amor y respeto a Dios.

Podemos comenzar por asistir y quedarnos en la parte trasera para que si tienen necesidad de correr o moverse nos podamos salir un rato y volver a regresar; esto es un proceso y poco a poco se portarán mejor.

Dales testimonio, sé congruente

La mejor forma de educar a los hijos es con el ejemplo, así que deben ver que nosotros asistimos a las celebraciones con gusto y que participamos en ellas con una actitud de respeto.

Debemos dar testimonio de que sí podemos vivir la Semana Santa en familia.

Busca a otras familias

Si en el templo al que vamos hay más familias con las mismas características, podemos invitarlos y organizar todas estas actividades en comunidad.

Incluso nos podemos acercar a nuestro párroco o al sacerdote indicado para hacer las actividades en las instalaciones del templo.

Nadie ama lo que no conoce, dejemos que los hijos conozcan al amor por excelencia que es Jesús y su sacrificio máximo por amor, que es la cruz.

Así podrán comprender que gracias a ese dolor inmenso tenemos ganado el cielo, que por ello podemos aspirar a la santidad y por lo mismo, todo nuestras acciones deben ir encaminadas a alcanzar la santidad.

TAREA PATERNAL

Como padre de familia se tiene el deber de mostrar con actitudes lo que significa una vida como cristianos; es decir, vivir cada día de la Semana Santa intensamente, con palabras y reflexiones con los hijos sobre lo que se conmemora en cada ocasión.

Para ayudarlos a comprender lo que sucedió en los últimos días de Cristo en la tierra es aconsejable leer historias sobre la Pasión y Resurrección, así como ver películas sobre la vida de Cristo.

De igual forma es muy valioso cuando se participa en familia de las diferentes actividades propias de Semana Santa, esto hará que conozcan de primera mano la vivencia de Semana Santa.

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *