JÓVENES

junio 26, 2019

“Cristo vive y nos quiere vivos”; jóvenes mexicanos relatan su encuentro con el Papa en Roma

Por: Filiberto Monter Santiago
  • Tere Ramos (Diócesis de Saltillo) e Isaur Velasco (Arquidiócesis de Xalapa) platicaron en exclusiva para Luz de Luz sobre su encuentro con el Papa dentro del Foro Internacional de los Jóvenes, realizado en el Vaticano del 19 al 22 de junio, con el objetivo de que las conclusiones del pasado Sínodo se apliquen en la Iglesia universal.

Isaur obsequió, de manera personal, una imagen de la Virgen de Guadalupe…

“Tuve la oportunidad de decirle que los jóvenes de México lo amamos mucho, por ello le pedí que no se olvidara de orar por nosotros, a lo que el Papa me respondió: ‘No me olvido de orar por ustedes y ustedes no se olviden de orar por mí’; después me dio un abrazo”.

“Sin duda es una de las mejores experiencias que he tenido y que se quedarán grabadas en mi corazón, sin embargo me deja también la responsabilidad, tras habernos saludado como amigos, de comprometernos al trabajo junto a él por los jóvenes; con ese sello nos envía a anunciar el Christus vivit, ‘el Cristo vive y los quiero vivos’”.

Tere, por su parte, entregó en sus manos la imagen del Patrono de los Adolescentes y Jóvenes en México…

“Una gran bendición tenerlo de frente, una sorpresa, porque cuando íbamos teníamos la esperanza de poderlo ver de cerca, que conforme avanzaron los días se fue incrementando; la ilusión crecía porque de darse un encuentro personal con el Papa, representaba un encuentro de México con él”.

“Sin duda alguna, en la imagen de José Sánchez del Río, le entregamos también a los jóvenes de nuestro país; fue un verdadero momento de gracia”.

Con una Misa en la Basílica de San Pedro y una audiencia, el sábado 22 de junio concluyó el evento que reunió a 246 jóvenes (dos de cada conferencia episcopal) –de entre 18 y 29 años– provenientes de 109 países.

Pero, ¿qué le deja – en palabras de Isaur Velasco – a México en el accionar pastoral y el trabajo realizado hasta ahora por los jóvenes?

“Esperanza, ya que Christus vivit es una carta de amor que el Papa hizo para los jóvenes. Es un mensaje de esperanza para el servicio, para seguir sirviendo a Dios por medio de los jóvenes”.

“Nos deja un gran compromiso para seguir trabajando por los jóvenes, porque este trabajo expuesto hoy ha sido un proceso maravilloso que ha puesto en el centro de atención a los jóvenes como protagonistas de la nueva evangelización”.

¿Y a los obispos y agentes de pastoral? Tere Ramos nos explica…

“Les deja y nos deja motivados, animados a seguir trabajando por los jóvenes y adolescentes de México. Este encuentro también nos deja una gran responsabilidad para el trabajo, una responsabilidad no solo de formarlos o de promover eventos para que participen, sino que nos compromete a ser protagonistas, a hacerlos protagonistas”.

“El Papa Francisco nos invita a ser protagonistas de esta historia, de nuestra propia historia, y este es el compromiso que nos llevamos, de vivir este proceso sinodal, que marque, deje huella y motive a ser parte de la civilización del amor”.

Ambos regresan fascinados en la experiencia propia y con líneas de acción concretas que motivarán a la Iglesia en el impulso a la juventud; no obstante, Tere Ramos explica lo que México llevó a Roma…

“Llevamos la realidad de los jóvenes y adolescentes mexicanos que se han hecho sujetos y protagonistas de una evangelización al ser considerados como prioridad en nuestros obispos”.

“La experiencia de haber sido parte del Día Nacional del Joven Católico, el Año de la Juventud, la Primera Jornada Nacional de la Juventud, así como el documento exclusivo para los jóvenes redactado por los mismos obispos; llevamos el saber que hemos dado ese paso en la consideración de la juventud en nuestro país”.

El foro, cuyo lema fue “Jóvenes en acción en una Iglesia sinodal”, concluyó el sábado 22 de junio, y ambos coinciden en que ahora lo exhortado por el Papa de viva voz habrá de ponerse en práctica en México…

“Llegamos a nuestro país con la alegría de lo que hemos vivido para poder compartirlo con los demás. La misma alegría con la que el Papa nos ha transmitido su mensaje de que somos protagonistas, mensaje de amor y de esperanza, transmitirlo con esa misma alegría e intensidad como nosotros lo vivimos”.

“Además de algunas propuestas a analizar para trabajar transversalmente a otras pastorales, algo que sin duda será una gran labor de aterrizaje en nuestro país”.






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *