Iglesia y Sociedad

noviembre 21, 2017

Cuatro de las 10 peores cárceles de México están en Hidalgo: CNDH

Redacción  Fuente: Excélsior

El Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2016 incluye a Tizayuca, Zacualtipán, Zimapán y Atotonilco el Grande.

Con datos oficiales de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), se informó que cuatro de las diez peores cárceles de México se encuentran en Hidalgo.

A través del Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2016, se dio a conocer que la cárcel pública municipal de San Blas, Nayarit, es la peor del país

A estas le siguen las de Rosamorada y Acaponeta, en ese mismo estado; luego aparecen las cárceles distritales de Tizayuca y de Zacualtipán (Hidalgo); el Reclusorio Preventivo Municipal de Cihuatlán (Jalisco).

Después se ubican las distritales de Zimapán (Hidalgo) y de Atotonilco el Grande (Hidalgo); la cárcel municipal de Tuxpan (Nayarit) y la distrital de Bochil (Chiapas).

Las precariedades residen en que estos penales no garantizan la integridad de mujeres y hombres, una estancia digna, condiciones de gobernabilidad, la reinserción, o no cuentan con instalaciones con requerimientos específicos.

Aunado a esto, las cárceles distritales de Zacualtipán y Tizayuca presentan problemas de hacinamiento, la primera en mención con el 263 % y la segunda con el 208 % de sobrepoblación; sin una separación entre hombres y mujeres.

A este problema se suman los nulos servicios para mantener la salud de las personas privadas de la libertad, supervisión por parte del director, no hay programas para la prevención y atención de incidentes violentos, así como programas para la prevención de violaciones a derechos humanos y la atención en caso de detección.

El Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2016 es contundente: en diez municipios de Chiapas, Hidalgo, Jalisco y Nayarit se encuentran las prisiones más inseguras y con las peores condiciones para los internos de las 298 que existen en las 32 entidades federativas del país.

Además de la insuficiencia en los procedimientos para la remisión de quejas de probables violaciones a los derechos humanos, atención a personas privadas de la libertad en condiciones de aislamiento, no hay manuales o protocolos, el personal penitenciario carece de capacitación, así como una deficiente integración del expediente técnico-jurídico de cada persona privada de la libertad.

Según los datos, el Centro Federal de Readaptación Social Aserradero y Morelos, en las Islas Marías, a cargo del gobierno federal, son las mejores prisiones del país.

Le siguen el Centro Penitenciario Femenil de Saltillo (Coahuila), y el Centro Estatal de Reinserción Social de San Miguel de Allende (Guanajuato).

El estudio se basa en rubros como la garantía de la integridad personal del interno, estancia digna, condiciones de gobernabilidad, reinserción social del reo y grupos de internos con requerimientos específicos, de su libertad, insuficiencia en el personal de seguridad y custodia, entre otras y sólo se observó una apropiada atención a personas indígenas.

Diagnóstico de la CNDH para Hidalgo

  • Según datos, la cárcel distrital de Zacualtipán es la peor de Hidalgo.
  • Le siguen las distritales de Tizayuca, Zimapán y Atotonilco el Grande.
  • Las de Zacualtipán y Tizayuca, además, presentan sobrepoblación arriba del 200 %.

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *