Noticias

septiembre 5, 2018

“Da tristeza saber que sacerdotes, por dinero, imponen Sacramentos sin catequesis”; lamenta obispo

Por: Filiberto Monter Santiago

Domingo Díaz Martínez también enfatizó en que la Palabra de Dios debe llegar a todas las casas, “así como llega la televisión”.

Como respuesta a la pregunta de un agente de Pastoral Profética en Huauchinango, sobre la unificación de requisitos para la catequesis en la diócesis, Mons. Domingo Díaz Martínez aseguró que en un máximo de dos años estos quedarán definidos; no obstante, habló de una catequesis “chiquita”.

“Da tristeza saber que sacerdotes, por dinero, imponen sacramentos sin catequesis”, lamentó luego de exponer que este tipo de situaciones de la que no está exenta la diócesis a su cargo, obstaculiza el trabajo de evangelización en la Iglesia.

Por ello fue contundente al pedir a los más de 300 catequistas presentes no cesar en la lucha para que “la luz llegué a todos los hogares, que llegue la semilla y la Palabra de Dios”, porque “no faltan padres de familia que no aprecian la catequesis y buscan donde, en menos tiempo, se les imparta aunque les cueste mucho dinero”.

El arzobispo de Tulancingo enfatizó en que la Palabra de Dios debe llegar a todas las casas, así como llega la televisión: “Hay que convencer a los laicos de que la catequesis es un bien necesario”.

No obstante, aprobó el trabajo realizado por agentes de la Pastoral Profética en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, donde se desarrolla la séptima visita pastoral del año en la diócesis de Tulancingo.

Trabajo pastoral

Una de las comisiones pastorales fundamentales, como es la profética, trabaja en Huauchinango con equipo de evangelización, catequesis, religiosas, catequesis presacramentales y a quinceañeras, cursillos y escuela de la cruz.

Según el informe presentado existen en el territorio parroquial 24 centros de catequistas en la cabecera y 20 en los pueblos circunvecinos, con atención a preescolar, primaria, secundaria, adolescentes, jóvenes, adultos y personas con discapacidad.

Cabe mencionar que aún con obstáculos expuestos como la falta de disposición y compromiso, por cada ciclo escolar cerca de 300 catequizandos logran un avance en su preparación para recibir algún sacramento de iniciación cristiana.

Uno de los plus en la parroquia es el trabajo de las Hermanas de los Pobres Siervas del Sagrado Corazón de Jesús, desde el Colegio Hidalgo, donde evangelizan a través de la enseñanza.

Bienvenida

Previo al informe presentado por la Pastoral Profética en el primer día de actividades de visita pastoral, alrededor de 300 feligreses le dieron la bienvenida a Mons. Domingo Díaz Martínez en las inmediaciones de la parroquia.

El Pbro. José Gustavo Corona Ortega, en su facultad de párroco, dio el mensaje de oficial a las autoridades eclesiásticas: “Esperamos sus observaciones y estímulos que nos ayuden a continuar nuestra vida como Iglesia”, externó.

En respuesta a ello, el obispo aseguró llegar hasta la Sierra Norte de Puebla con objetivos claros como el reavivar la fe de laicos que trabajan por el bien de su Iglesia.

“Gracias por recibirnos con fe, eso es lo hermoso, lo maravilloso y precioso; nosotros también venimos a visitarlos, pero en nombre del Señor”, enfatizó.

Posteriormente fueron nombrados los representantes de sectores, el consejo parroquial y responsables de las diferentes comisiones y dimensiones pastorales de Huauchinango.

La historia como parroquia fue dada a conocer por un par de laicos, quienes inclusive refirieron como dato sobresaliente que el único antecedente de una visita pastoral en la comunidad data de 1911, hace más de 107 años.

Pastoral Litúrgica

Alrededor de 150 integrantes de esta comisión pastoral presentaron ante el obispo un informe detallado sobre su trabajo como dimensión litúrgica, ministros, celebradores de la Palabra, Adoración Nocturna, monaguillos, música, Talleres de Oración y Vida, encargados de procesiones y peregrinaciones.

En respuesta, el obispo agradeció a cada uno de ellos por “compartir su tiempo que es provechoso para la Iglesia”.

Asimismo, pidió convencer a la gente para que vaya a Misa, para que la gente escuche la palabra de Dios, se alimente del Cuerpo de Cristo, que muchos le pidan y Dios los vea y escuche.

“Es en la liturgia donde oramos y cantamos juntos; donde hablamos y le pedimos al Señor; es la liturgia donde manifestamos que tenemos una Iglesia viva”.

Al tiempo que lanzó la advertencia: “Cuidado cuando veamos que los templos se están vaciando, porque seguramente algo grave está sucediendo”.

Pastoral Social

Un aproximado de 50 agentes de esta comisión indicaron que coordinan la entrega de despensas cada lunes a personas de bajos recursos, madres solteras, en situación de abandono y de la tercera edad.

De la misma forma administran un dispensario médico de lunes a sábado, con el trabajo de 25 voluntarias, tres médicos para consulta interna y otros más para consulta externa y especialistas; además de uno que funge como responsable.

Otra de sus labores es el acompañamiento a enfermos y familiares, surtido de recetas, préstamo de objetos ortopédicos y la proporción de recurso económico a quienes necesitan para estudios clínicos de alto costo.

Además la impartición de programas parroquiales que brindan talleres de oficios con 12 maestros y 64 alumnos; educación de primaria y secundaria con atención a 40 alumnos.

Cabe mencionar que la Pastoral Penitenciaria trabaja al interior del Cereso de Huauchinango con reclusos a quienes se les brinda orientación desde su llegada hasta su liberación.

Agentes de esta dimensión coordinan la celebración Eucarística cada miércoles al interior de la cárcel, celebración de la Palabra y Hora Santa; ahí mismo los internos reciben a la imagen de Jesús Preso, reciben retiros y forman parte de fiestas religiosas; además son preparados catequetequeticamente y orientados para el sacramento de la Reconciliación.

Pastoral Indígena 

Agentes de esta pastoral brindan atención semanal con celebraciones de la Palabra en diferentes pueblos y comunidades, imparten retiros a personas de habla náhuatl y español, y brindan atención a comunidades ya evangelizadas.

Cabe mencionar que de poblaciones indígenas pertenecientes a la parroquia de Huauchinango han emanado tres religiosas y cuatro seminaristas en formación.

La mayoría de actividades que se promueven por el bien común en la Pastoral Social van dirigidas a la Pastoral Indígena, por la gran población de este sector que existe en la parroquia, entre ellas el tianguis de economía comunitaria que tiene lugar cada miércoles.

Luego de la escucha del informe, el obispo recalcó en que se deben promover frutos que resulten del trabajo parroquial.

“La caridad es el camino mejor de todos: el dar medicamento es un fruto, el ofrecer una despensa es un fruto; sus obras de caridad son valiosas. Si hay una pastoral que debe promover la humildad es la Pastoral Social, la pastoral que recibe para dar”, sentenció.

Visita a Cereso

“Es halagador que una persona como usted venga a visitar a quienes pagan una pena”, externó el director administrativo del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Huauchinango.

El obispo, acompañado del párroco y sacerdotes de la foranía, fueron recibidos en la capilla al interior del penal con un enfloramiento, al tiempo que internos ofrecieron bailes típicos de la región.

“Gracias por acordarse de nosotros que somos un pueblo sin voz”, fueron palabras de bienvenida de un recluso a las autoridades eclesiásticas.

Agregó: “Le pedimos que nos tenga siempre presente en sus oraciones. Gracias a la parroquia que pensó en nosotros, a nombre de todos los que estamos privados de nuestra libertad”.

Ellos mismos indicaron que son diez los agentes que llevan la Palabra de Dios al interior del reclusorio, además de la programación de ciertas actividades como Misas, retiros espirituales y catequesis.

El obispo, por su parte, expresó: “Vengo con el fin de motivarlos en la vida para que sean buenos hijos de Dios. Es mucho mejor en la vida hacer el bien que hacer el mal, por ello pidámosle al Señor fuerza en los momentos de tentación”.

Al finalizar el encuentro uno de los internos obsequió un ramillete espiritual como obsequio y agradecimiento al arzobispo de Tulancingo por la distinción de la visita; párroco y sacerdotes obsequiaron calzado a algunos presos y libros con el Nuevo Testamento.

 Pastoral Vocacional

De regreso a la parroquia, en el último encuentro del día, alrededor de diez personas integrantes de esta pastoral dieron a conocer que la estructura de su trabajo se encuentra en proceso.

Agregaron que la tarea realizada junto a religiosas en diferentes comunidades se prolonga con un grupo de animación parroquial de vocaciones, con atención particular a las de especial consagración.

Asimismo, enfatizaron los frutos alcanzados hasta el momento: siete jóvenes en el Seminario, una vocación religiosa varón y cinco vocaciones religiosas mujeres; aunque admitieron la necesidad de vocaciones laicales.

Mons. Domingo Díaz Martínez los incentivó a orar por las vocaciones, porque hacen falta, son necesarias para la Iglesia: “De su trabajo, oración y búsqueda pueden surgir vocaciones religiosas, sacerdotales, misioneras o laicales al servicio de la Iglesia”.

 Pastoral de Medios de Comunicación

De manera breve un laico expuso la realidad de esta comisión y evidenció que se encuentra en búsqueda de apoyo para un crecimiento que le permita trabajar de manera estructurada; además reconoció acercamiento con el equipo diocesano de prensa.

El obispo destacó la importancia de los medios de comunicación hoy en día, en especial de los digitales, por lo que pidió a los presentes prepararse para saber utilizarlos y “sean aliados en la propagación de la evangelización”.

Misa

Las actividades del primer día de visita pastoral culminaron con la celebración de la Eucaristía, para agradecer a Dios los frutos obtenidos hasta el momento en comunión con la feligresía.

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *