Espectáculos

noviembre 28, 2018

“El ateísmo, una celda sin ventanas”, dice Anthony Hopkins

Fuente: Aleteia

Para muchos de nosotros es difícil pensar en Anthony Hopkins sin recordarle en su escalofriante retrato de Hannibal Lecter en El Silencio de los Corderos, interpretación que le dio un Oscar como mejor actor.

Aunque pueda meterse sin problemas en el papel de un malvado alejado del arrepentimiento, en realidad el actor es un hombre humilde con una fuerte fe cristiana.

En un encuentro de Alcohólicos Anónimos, una mujer le ofreció la sugerencia que cambió su vida: “¿Por qué no cree en Dios?”.

La idea de la mujer parecía casi demasiado simple para funcionar, y Hopkins habría podido rechazarla, pues entonces se consideraba ateo.

Tocado por la gracia, o quizás ya desesperado, el actor aceptó la sugerencia y el deseo de beber desapareció “para no volver nunca más”. Desde entonces ha permanecido firme en su fe.






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *