CATEQUESIS

noviembre 14, 2018

El bien común es tarea de todos

Por: Silvia del Valle / silviadelvalle5@gmail.com

En la sociedad resulta importante educar a nuestros hijos para siempre buscarlo.

En nuestros días hemos visto cómo en la sociedad lo que rige son los intereses personales, conseguir lo que se quiere al costo que sea y dejar de lado el bien común.

Esto es claro porque ya no sabemos en qué consiste, muchos piensan que solo es la suma de mi bien más tu bien y el bien de cada uno, y esto no es cierto, pues lograrlo generaría un caos social.

El bien común es buscar el mayor bien posible para todos, y de esto todos somos responsables, por ello resulta importante educar a nuestros hijos para siempre buscarlo.

Que aprendan a compartir lo que tienen

Desde muy pequeños nuestros hijos pueden aprender a buscar el bien y a ceder un poco para que todos se vean beneficiados.

Lo tienen que aprender de nosotros, pero también debemos orientarlos y decirles lo que deben hacer, poco a poco lo harán por sí mismos y esto generará un estilo de vida basado en el bien común.

Dales una misión en casa de acuerdo a su edad

También es importante que comprendan que para que las cosas funcionen todos debemos colaborar en familia y en casa.

Las labores deben ser de acuerdo a su edad y capacidades, y deben ser fijas para que nuestros pequeños se acostumbren a llevar una rutina y adquieran la capacidad.

Lo importante es que comprendan que todos debemos cooperar para el bienestar familiar.

Que comprendan que lo que les afecta nos afecta a todos

Ya que crecen, a veces sienten que los problemas los asfixian y no comprenden que es porque no los comparten con la familia.

Deben entender que lo que les afecta a ellos también afecta a la familia, y por lo mismo es mejor poner las cosas en común; así, entre todos se puede llegar a mejores soluciones y a ver las cosas desde diferentes puntos de vista.

Edúcalos en la generosidad

Es importante buscar formar a nuestros hijos en la virtud de la generosidad, así tendrán el corazón dispuesto a dar antes que recibir y no tendrán problema en colaborar para el bien familiar aunque deban renunciar a cosas personales.

Que participen en soluciones a problemas de la sociedad de acuerdo a su edad

Es básico que vean que nosotros ponemos nuestro granito de arena en la solución de problemas comunitarios, así aprenderán a vivir en ese estilo de vida.

De esta manera se genera conciencia y una formación a nuestros hijos para el bien común, con el objetivo de tener ciudadanos socialmente responsables.

La familia, sociedad en pequeño

Comunidad es una palabra que nos habla de tener algo en común; en la familia sabemos que cada uno de los miembros contribuye, en medida de sus fuerzas, al bien común, y que todos, de acuerdo con el papel que desempeñan en esa pequeña comunidad, reciben el fruto de sus esfuerzos en forma de felicidad.

Al bien común no debería oponerse el bien propio, ya que puede y debe haber armonía entre lo que me conviene y lo que nos conviene.

Cuando el bien propio se antepone de una forma egoísta al bien de los otros, entonces se acaba la paz y entra la injusticia y la discordia.

 

 

 

 

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *