Para conocer sobre liturgia

agosto 11, 2016

El espíritu de la liturgia

Por: H. Esteban Carrasco Ibarra

Ritos iniciales, Liturgia de la Palabra, Liturgia Eucarística y ritos finales de despedida son partes que se deben conocer con exactitud; después vendría explicar el significado de lo que se hace y por qué.

En primer lugar diremos que, si importante es hacer las cosas bien, más importante es saber el sentido que tiene. La liturgia está llena de símbolos y gestos que pretenden acercarnos al contenido, que significan algo y que no se hacen por capricho. En la acción litúrgica no estamos ante una representación o función teatral donde el incienso equivaldría a los llamados “efectos especiales”.

La liturgia es ante todo el ejercicio del sacerdocio de Cristo y mediante los actos litúrgicos es como Él se hace de nuevo presente entre nosotros. No cabe duda de que la liturgia actual, fruto de una evolución histórica, recoge elementos que nos ponen en comunión con generaciones pasadas de cristianos.

Si los actos litúrgicos no son un teatro es porque encierran una pedagogía, mejor llamada una mistagogia que no se debe despreciar o infravalorar. Habría que aprovechar las oportunidades que ofrece la Liturgia para catequizar.

Podría decirse que no hay mejor pastoral que una Liturgia bien hecha, rica y participativa tal como el Concilio Vaticano II, en la Sacrosanctum Concilium, dispone. En definitiva, la liturgia de la cual forma parte el culto no es más que la historia de los acontecimientos salvíficos y el ejercicio del sacerdocio de Cristo. En ningún caso debe considerarse la liturgia ni como la parte externa y sensible del culto divino, ni como un conjunto de leyes y preceptos que reglamentan los ritos sagrados.

La liturgia, que emplea un lenguaje simbólico, se vale de fórmulas o de materias litúrgicas y de actitudes y gestos. Todos estos elementos tienen detrás un significado profundo, nada se hace por capricho. Los actos externos deben responder al sentimiento interno.

Una adecuada formación implica conocimientos básicos de liturgia. Es fácil encontrar a hermanos de nuestras cofradías que no tienen muy clara las partes de la Misa. Probemos a hablar de la oración colecta, plegaria eucarística u otra oración, y veremos que hay muchas dificultades para situarlas dentro de la celebración.

Ritos iniciales, Liturgia de la Palabra, Liturgia Eucarística y ritos finales de despedida son partes que se deben conocer con exactitud; después vendría explicar el significado de lo que se hace y por qué.

Incienso

El incienso resina de olor agradable expresa respeto y reverencia hacia un símbolo, y es ofrenda de los creyentes para con Dios. Durante la Misa las incensaciones se dirigen a los símbolos sacramentales de la presencia del Señor: altar, cruz, Evangelio, presidente, asamblea (pueblo de Dios), al pan y el vino consagrados.

Luz

La luz que producen las velas es signo de respeto, como expresión de veneración o de celebración festiva, nos dice el Misal. Las tinieblas son signo de error, de esclavitud.

Inclinación

La inclinación indica reverencia y honor a las personas o a lo que representan y puede ser de dos tipos: de cabeza o de cuerpo (profunda) que se hace desde la cintura. La primera se le hace al nombre de Jesucristo, de la Virgen y del santo en cuyo honor se celebra la Misa.

Se debe hacer reverencia profunda en el Credo al iniciarse las palabras “Y por obra del Espíritu Santo…”, arrodillándonos si es la Solemnidad de Navidad o la esta de la Anunciación del Señor. Asimismo, la bendición presidencial que concluye la Misa se debe recibir con inclinación de cabeza.

La genuflexión se hace siempre con la rodilla derecha llevándola hasta el suelo, lo que significa adoración. Por ser signo de adoración está reservada al Santísimo Sacramento y a la Santa Cruz en la liturgia del Viernes Santo. No se debe hacer genuflexión a imágenes.







  1. Christian Eliel

    Por favor nos podrías actualizar? En que momentos de la misa se hece reverencia al altar y como debe hacerse? Gracias!


    • Redacción

      Buenas tardes Christian

      La reverencia se hace antes de la consagración, durante la consagración y después de la consagración.

      ¡Saludos y bendiciones!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *