Editorial

agosto 3, 2019

El triunfo es para todos

MONS. DOMINGO DÍAZ MARTÍNEZ ARZOBISPO DE TULANCINGO

El triunfo en la vida es para quien hace el bien con sus manos, con sus labios, con su corazón, con sus pies, con su poder y con su dinero.

Además, el bien que hacemos debe ser proporcional a los bienes que tenemos. Por lo tanto, el triunfo es de todos porque todos podemos y debemos hacer el bien.

Los bienes que tenemos no son todos para nosotros, para nosotros solo es una parte; como el pastel que nos dan el día de nuestro cumpleaños, es nuestro pero lo comemos todos los ahí presentes y nosotros solo una parte.

¿Qué pasaría si nos comiéramos todo el pastel nosotros solos? Nos empacharíamos, y los empachados no alcanzarán el triunfo en la vida. El triunfo es para quien hace el bien con los bienes recibidos. Quien se quede con todos los bienes recibidos no alcanzará el triunfo.

Imagínate que papá y mamá se van de vacaciones y le dan el presupuesto de la semana al hermano mayor, pero el hermano mayor se gasta el presupuesto solo y deja a sus hermanitos sin nada.

Sin pan, sin leche, sin comida, sin pasajes. Cuando regresen papá y mamá, y se enteren de la realidad ¿qué harán con su hijo mayor? Desde luego que el hijo con los bienes en sus manos perdió la confianza, la oportunidad y el triunfo.

Si alcanzamos el triunfo ¿qué vamos a ganar? Y si no lo alcanzamos ¿qué vamos a perder? Si alcanzamos el triunfo ganaremos gozo, paz y la vida para siempre. Y si no alcanzamos el triunfo perdemos el gozo, la paz y la vida con Dios para siempre.

¿También los que no creen en Dios alcanzarán el triunfo? Sí, el triunfo es para todos.

¿Y también los que no creen en Dios perderán el gozo, la paz y la vida para siempre? Si no hacen el bien, sí; ¿dónde vivirán? Vivirán en la oscuridad y en la incomodidad para siempre.

¡Hagamos el bien para alcanzar el triunfo!

 

 






One Comment


  1. Patricia González Leal

    ¡Muchas gracias por enseñarnos con palabras tan sencillas, que todos podemos entender! Dios lo bendiga, Padre Arzobispo ♡



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *