Iglesia y Sociedad

septiembre 26, 2017

El valioso aporte de los pueblos originarios a la vida nacional

 

Pbro. Omar Martínez Vázquez / Arquidiócesis de Tulancingo

¿Por qué no escucharlos, entender su propuesta y abrirse a una manera distinta de ver la vida?

Como continuación al artículo titulado: “Otra manera muy nuestra de ver la política”, publicado el 19 de junio en este informativo Luz de Luz, y tras dar seguimiento a analizar esta interesante iniciativa del CIG (Concejo Indígena de Gobierno), que tuvo su origen después de la firma de los acuerdos de San Andrés, quiero resaltar algunas de las tareas que ellos mismos se han fijado.

Ante el hartazgo social por la corrupción, ellos pretenden: denunciar todas las maldades de este sistema capitalista; ante la impunidad que prevalece en muchas denuncias y atropellos; ellos quieren: invitar a organizarnos para defendernos contra los poderosos.

Ante la manipulación que muchas veces prevalece hacia los más vulnerables, nos invitan a: construir nuestros espacios de autonomía en el campo y en la ciudad, fuera de los partidos políticos.

Ante el clima de inseguridad, violencia y criminalidad, nos invitarán a: construir otra forma de vida para nosotros, los pueblos y todo México.

Ante la pérdida de credibilidad en algunas instituciones, buscarán: recuperar la capacidad de autogobernarnos como pueblos indígenas y no indígenas.

Si bien no son realidades a nivel nacional, sino anhelos, pienso que, en la experiencia milenaria de los pueblos originarios de autogobernarse, de regirse por sus usos y costumbres, de organizarse en el trabajo, las fiestas y la vida comunitaria; la propuesta puede ser viable.

Y entre las razones: puesto que su sobrevivencia en medio de tantos cambios sociales, económicos, políticos y culturales a los que han sido sometidos, dan fe a que toda esa cosmovisión ha sido capaz de mantenerlos en pie y ahora sienten la necesidad de compartirlo y demostrar que otra manera de vivir es posible.

¿Por qué no escucharlos, entender su propuesta y abrirse a una manera distinta de ver la vida?

Su vocera

Indígenas del país eligieron el 28 de mayo pasado a María de Jesús Patricio Martínez como la vocera y candidata del Consejo Indígena de Gobierno (CIG) para la presidencia de República en 2018.

La mujer es una galardonada médico tradicional nahua, originaria de Tuxpan, Jalisco; de hecho, el cabildo del ayuntamiento de su ciudad natal la premió en mayo pasado por preservar la medicina tradicional y la herbolaria, así como por su vinculación con las comunidades indígenas del país.

Patricio Martínez está adscrita a la Unidad de Apoyo a las Comunidades Indígenas de la Coordinación de Vinculación y Servicio Social de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

La mujer indígena fue nombrada como vocera del Consejo Indígena de Gobierno (CIG) durante el Congreso Nacional Indígena (CNI) que se celebra en el Centro Indígena de Capacitación Integral (Cideci) y contará con el apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

Representantes del CIG por estados

  • Chiapas (11)
  • Veracruz (10)
  • Campeche (9)
  • Estado de México (9)
  • Sonora (7)
  • Oaxaca (6)
  • Puebla (4)
  • Nayarit (3)
  • Jalisco, Querétaro, San Luis Potosí y Yucatán (2 c/u)
  • Baja California, Chihuahua, Quintana Roo y Tabasco (1 c/u)
  • Baja California, Chihuahua, Quintana Roo y Tabasco (1 c/u)

 

 

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *