Noticias

agosto 1, 2013

En espera de los resultados del “milagro eucarístico de Guadalajara”

Por: Aleteia

El padre José Dolores Castellanos Gudiño, párroco de María Madre de la Iglesia en Guadalajara, México, ha dado a conocer, junto con algunos fieles, lo que podría constituir un milagro eucarístico: el pasado 24 de julio de la Hostia en el Santísimo comenzó a brotar sangre.

Para profundizar más en este acontecimiento, Aleteia ha entrevistado al Padre Tomás de Híjar Ornelas, presbítero del clero de Guadalajara, capellán del templo de Santa Teresa y cronista de la arquidiócesis de Guadalajara. Por espacio de cinco años, el Padre de Hijar colaboró como oficial de la Comisión Diocesana de Causas de Canonización de esa arquidiócesis.

– ¿La arquidiócesis de Guadalajara tiene alguna historia de “milagros eucarísticos”?

La Iglesia de Guadalajara, una de las más antiguas de América (fue erigida en 1548) no se ha caracterizado por sucesos portentosos tales como los ‘milagros’ eucarísticos, sí, en cambio, por una acendrada devoción a la Eucaristía, en testimonio de lo cual se construyó, a partir de 1897, el primer templo en el mundo dedicado solamente a la adoración eucarística las 24 horas de todos los días, el templo Expiatorio, que a la fecha tiene entre 800 y 1200 adoradores eucarísticos nocturnos.

Fue también esta arquidiócesis la sede del primer Congreso Eucarístico Nacional (1906) y del XLIX Congreso Eucarístico Internacional, (2004) que dejó grandes frutos de culto eucarístico en muchas comunidades, que cuentan desde ese año con capillas de adoración perpetua.

– ¿Qué elementos se toman para verificar si es milagro o no lo es?

El arzobispo de Guadalajara, cardenal José Francisco Robles Ortega, apenas enterado del caso, ha dispuesto que un tribunal, compuesto por un delegado episcopal, un promotor de justicia y un notario actuario recojan en actas los testimonios del suceso y entreguen dichas actas a dos comisiones, una, formada por peritos teólogos y otra por peritos en ciencias médicas, que emitirán por separado su dictamen. Antes de ello, no habrá un pronuncimiento a favor o en contra del episodio.

– La Iglesia católica en Guadalajara – una de las diócesis con mayor número de sacerdotes y seminaristas del mundo – ¿contempla este tipo de devociones como algo que hay que propiciar o bien como algo que hay que “culturizar”?

Ni en Guadalajara ni en ninguna parte parece que deban alentarse actos donde lo sobrenatural se materialice, menos tratándose del misterio eucarístico, pues suficiente milagro se da en cada misa, donde desde la fe aceptamos los católicos que los dones de pan y de vino se transforman, por la acción del Espíritu Santo en la carne y en la sangre de Cristo resucitado.

– En su experiencia personal, ¿cómo ve este tipo de manifestaciones? ¿Hace falta un milagro para creer en la presencia viva de Jesús en la Sagrada Forma?

La Iglesia nunca ha concedido a los ‘milagros eucarísticos’ un rango distinto al de una revelación privada, es decir, que no obliga a nadie a darle el crédito de una certeza moral absoluta. Por los datos que se tienen, estos sucesos se han presentado en ambientes donde la duda en la presencia real de Jesúcristo sacramentado en las especies eucarísticas era mucha, al punto que el ministro sagrado vacilaba al momento de la plegaria eucarística sobre la veracidad de la transubstanciación, A diferencia del pasado, hoy en día tenemos herramientas muy confiables para valorar el equilibrio psíquico de un vidente y la composición orgánica de hechos materiales. Esperemos los resultados.






One Comment


  1. adriana martìnez romo

    hola queridos hermanos, en relidad yo creo absolutamante en este milagro, aunque no necesito ver para creer, como santo tomàs, pero si dios nuestro señor nos regala esta señal, què màs queremos? somos bendecidos por este y otros muchos milagros que no se hacen publicos, porque la gente es muy ecèptica, pero cuando tienes una verdadera fè, y estàs en el camino de la conversiòn, creànme,de muchas formas dios nuestro señor se manifiesta.
    Bendiciones para todos! y pidamos por la paz del mundo.
    GRACIAS!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *