Noticias

enero 3, 2018

Epifanía en la celebración del Oriente Cristiano

Por: Pbro. Mariano Cerón Rojo / Diócesis de Tula

Historia

Algunos documentos de Clemente de Alejandría, teólogo del 150 d. C., testifican que las primeras comunidades cristianas de Alejandría de Egipto, formadas por el gnóstico Basílides, celebraban la Natividad de Jesucristo y con ella la Epifanía, como la “manifestación de Dios en el mundo”, el día 15 del mes de Tybi (antiguo calendario alejandrino), que corresponde en nuestros días al 6 de enero.

Relación

Alrededor del tercer siglo, las comunidades cristianas de Oriente asociaban el término Epifanía con tres signos de Jesucristo: la Adoración de los Magos, el Bautismo del adulto Jesús en el río Jordán y el primer milagro de Jesús, que tuvo lugar en Caná.

 Origen de la fiesta

La fiesta de la Epifanía tiene un origen oriental y, probablemente, comenzó a celebrarse en Egipto. De allí pasó a otras iglesias de Oriente, y posteriormente fue traída a Occidente, primero a la Galia, más tarde a Roma y al norte de África.

Festividad

La Iglesia celebra la Epifanía a los doce días de la Natividad. Se trata de una fiesta que tiene un carácter similar a la Navidad en el sentido que refieren a la manifestación de Cristo.

El nombre de “pequeña navidad” dado a la Epifanía expresa la idea popular de la fiesta en la Iglesia occidental. Parece como una repetición, a menor escala, de las celebraciones navideñas. Entre los cristianos de Oriente sucedía exactamente lo contrario. También ellos celebraban la Navidad, pero no le concedían el mismo rango que a la Epifanía. Les parecía apropiado dar a Navidad el título de Pequeña Epifanía”.

Importancia

En el Oriente cristiano la Epifanía es la más antigua fiesta del Señor luego de la Pascua, y fue siempre celebrada el día 6 de enero. Si la Pascua marcó el clímax de la obra salvadora de Cristo, la Epifanía marcó la revelación de la persona divina de Cristo, la cual expuso el misterio de Dios e inició el proceso de la salvación del hombre.

En los primeros siglos del cristianismo, la víspera de Epifanía, Pascua y Pentecostés (además de Navidad posteriormente), fueron las solemnes ocasiones de iniciación cristiana a través del Bautismo.

Actual conmemoración

Fue en el siglo cuarto que el nacimiento de Cristo comenzó a ser conmemorado como una fiesta separada el día 25 de diciembre, lo que permitió a la Epifanía concentrarse en el Bautismo de Cristo y celebrarse el 6 de enero como lo es hoy todavía. La fiesta de Navidad, como fiesta separada, fue introducida en Roma (alrededor del año 335) y gradualmente adoptada por las Iglesias Orientales (desde 376 en adelante).

Otras vertientes

Algunas tradiciones de la Iglesia Griega le dan a esta fiesta el venerable y misterioso nombre de Teofanía, famoso en la antigüedad para significar una Apariencia Divina. Eusebio, San Gregorio Nacianceno y San Isidoro de Pelusio consideraron que era el título apropiado de esta celebración litúrgica.

Esencia

La Epifanía conserva una rica temática contenida en los diferentes ritos y ha sido la base de la teología y de la pastoral en las iglesias orientales. Los padres y teólogos, al comentar los textos bíblicos, hicieron notar la perspectivas de la fiesta.

Insistieron sobre el significado de las «iluminaciones» de Dios a través de la historia de salvación, y de las «manifestaciones» de Jesucristo; entre ellas adquiere un valor especial la revelación de su gloria en las bodas de Caná, figura de la Eucaristía y del Bautismo. La «memoria» de este hecho se considera como una prolongación importante de la fiesta de la Epifanía.

«Cristo es la luz verdadera que brilla; y, en la medida en que la Iglesia está unida a Él, en la medida en que se deja iluminar por Él, ilumina también la vida de las personas y de los pueblos».

Papa Francisco

 Epifanía (del griego epi-faneia: manifestación): es la primera manifestación al mundo pagano del Hijo de Dios hecho hombre, que tuvo lugar con la adoración de los






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *