CATEQUESIS

marzo 8, 2019

¿Es posible vivir la Cuaresma en familia?

Por: Silvia del Valle / @SilviaMdelValle
  • Se trata de tener un ambiente de recogimiento, austeridad y preparación, por lo que es bueno practicar la misericordia.

La Cuaresma es un tiempo de reflexionar y de prepararnos para acompañar a nuestro Señor en su pasión, muerte y Resurrección.

No siempre tenemos claro todo esto y por lo mismo nuestros hijos no saben que la Cuaresma se puede vivir en familia y así todos participamos de esta preparación.

Explica qué es

 La Cuaresma son los 40 días antes de Semana Santa y nos sirven para prepararnos para vivir junto a Jesús su pasión, muerte y Resurrección; el color de este tiempo es el morado, que significa penitencia o preparación.

Si nosotros no lo tenemos claro no podemos explicárselo a nuestros hijos, para esto podemos usar películas animadas donde se cuente la verdad sobre la vida de Jesús; si nuestros hijos ya son más grandes es bueno que además leamos la Biblia.

Prepara actividades gráficas y didácticas

Siempre podemos hacerles dibujos sencillos para que los iluminen; si no somos muy buenos para el dibujo existen algunos en línea listos para imprimir.

También es importante tener algo gráfico o tangible para que nuestros hijos vean cómo nos acercamos a Semana Santa.

Ayuno y abstinencia para niños

En el tiempo de Cuaresma tenemos ayuno el Miércoles de Ceniza, pero para los niños no es obligatorio, aunque sí podemos acostumbrar a nuestros hijos a hacer y a ofrecer pequeños sacrificios; no importa la edad que tengan.

Se les puede decir que dejen de comer el dulce que tanto les gusta o que por ese día no vean algún programa de televisión; lo importante es que lo ofrezcan, así el sacrificio no quedará sin sentido.

Limosna para niños

 También es importante educar a nuestros hijos para que aprendan a ser caritativos y a dar limosna. No tiene que ser solo económica, también puede ser en especie.

 Otra forma es que si vemos que hay alguna necesidad en la parroquia donamos algo más de lo normal, y cuando ellos nos pregunten por qué damos más si no tenemos tanto dinero, podemos decirles que es una caridad para las obras de Dios; ellos lo entenderán y además aprenderán.

Nosotros debemos ser los primeros

Es importante que nuestros hijos vean nuestro ejemplo. Se trata de que tengamos en la familia un ambiente de recogimiento, austeridad y preparación, por lo que es bueno evitar lujos.

Podemos optar por alguna comida a base de verduras o algún platillo de pescado, pero no tan ostentoso; también nosotros podemos ofrecer sacrificios junto a nuestros hijos, así es más fácil que ellos aprendan de nuestro ejemplo.

La Cuaresma es un tiempo de preparación, por lo que también podemos aumentar nuestras devociones familiares con el rezo diario del Rosario y cada viernes el Vía crucis.






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *