Voz de la iglesia

diciembre 23, 2013

Evangelii Gaudium, fruto del Sínodo de los Obispos

Por: Pbro. Cutberto Ramírez Gutiérrez / Filiberto Monter Santiago 

En esta Exhortación Apostólica el papa Francisco recoge la riqueza de los trabajos del Sínodo dedicado a “La nueva evangelización para la transmisión de la fe”, celebrado del 7 al 28 de octubre de 2012.

 Evangelli Gaudium, texto que el Santo Padre entregó a 36 fieles el pasado domingo durante la Misa de clausura del Año de la Fe, es el primer documento oficial de su pontificado, ya que la Encíclica Lumen Fidei fue escrita en colaboración con su predecesor, el papa Benedicto XVI.

En el mensaje final de la XIII Asamblea Diocesana de 2012, los obispos ahí reunidos nos invitaron a:

•«Reavivar una fe que corre el riesgo de apagarse en contextos culturales que obstaculizan su enraizamiento personal, su presencia social, la claridad de sus contenidos y sus frutos coherentes».

•«Vivir de un modo renovado nuestra experiencia comunitaria de fe y el anuncio, mediante una evangelización ‘nueva en su ardor, en sus métodos, en sus expresiones’».

•«Constituir comunidades acogedoras en las cuales todos los marginados se encuentren como en su casa, con experiencias concretas de comunión que, con la fuerza ardiente del amor, atraigan la mirada desencantada de la humanidad contemporánea».
•«La vida familiar sea el primer lugar en el cual el Evangelio ya que ahí se encuentra con la vida ordinaria y muestra su capacidad de transfigurar las condiciones fundamentales de la existencia en el horizonte del amor».

•«La Nueva Evangelización es una oportunidad nueva para lle- gar al corazón de los hombres». •«Situarse junto a quien está herido por la vida no es sólo ejercicio de socialidad, sino ante todo un hecho espiritual».

Por ello, con esa riqueza de contenido que redactaron los pastores del nuestra Iglesia, el papa Francisco ha recapitulado lo mejor para hoy plasmarlo con sus palabras en su primera Exhortación Apostólica.

«Quiero dirigirme a los fieles cristianos escribe el Papa para invitarlos a una nueva etapa evangelizadora marcada por esa alegría, e indicar caminos para la marcha de la Iglesia en los próximos años». Se trata de un fuerte llamamiento a todos los bautizados para que, con fervor y dinamismo nuevos,

lleven a los otros el amor de Jesús en un «estado permanente de mi- sión», venciendo «el gran riesgo del mundo actual»: el de caer en «una tristeza individualista».

El papa invita a «recuperar la frescura original del Evangelio», encontrando «nuevos caminos» y «métodos creativos», a no encerrar a Jesús en nuestros «esquemas aburridos». Es necesaria «una conversión pastoral y misionera, que no puede dejar las cosas como están» y una «reforma de estructuras» eclesiales para que «todas ellas se vuelvan más misioneras». El pontífice piensa también en «una conversión del papado» para que sea «más fiel al sentido que Jesucristo quiso dar- le y a las necesidades actuales de la evangelización». El deseo de que las Conferencias Episcopales pudieran dar una contribución a fin de que «el afecto colegial» tuviera una aplicación concreta. Es necesaria «una saludable descentralización». En esta renovación no hay que tener miedo de revisar costumbres de la Iglesia «no directamente ligadas al núcleo del Evangelio, algunas muy arraigadas a lo largo de la historia».

El papa ha vuelto a levantar la voz en el mundo, esta vez con su Evangelii Gaudium que consta de 120 páginas, en el que demuestra su conocimiento profundo del orbe en el que vivimos con sus peligros, esperanzas y miedos.

 

Si quieres leer completa esta Exhortación Apostólica del papa Francisco visita nuestra página luzdeluz.org

 

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *