Noticias

mayo 21, 2018

Exégesis y hermenéutica bíblicas

Pbro. Jorge L. Anaya Merino / Arquidiócesis de Tulancingo

Deben hacerse con cuidado y esmero, y cuando así se realizan encontramos la belleza y la riqueza en la Palabra de Dios.

Es frecuente que muchas personas que quieren leer la Biblia pregunten cómo se debe entender el texto que leen, o qué se debe hacer para saber leerla adecuadamente.

Incluso algunos católicos que en algún momento han asistido a una comunidad protestante, llegan a decir: ¿por qué la Iglesia Católica no enseña a escrutar la Biblia? Por eso consideramos ahora dos aspectos que son de gran importancia para su comprensión: exégesis y hermenéutica.

La palabra hermenéutica viene del griego y significa: traducir (de una lengua extranjera), interpretar, poner en palabras, expresar en un lenguaje. Muchas veces es sinónimo de exégesis, que significa: explicación, interpretación.

Hasta el siglo XVIII las dos palabras eran intercambiables, pero desde entonces se prefiere llamar exégesis al análisis del texto escriturístico destinado a descubrir lo que el autor quería decir a sus contemporáneos; y hermenéutica lo que el mismo texto nos dice hoy en un contexto diverso y en un lenguaje comprensible al hombre contemporáneo.

La exégesis científica que la Iglesia católica hace de la Biblia nos permite llegar a descubrir la intención que el autor tuvo al escribir y cuál era el contexto de la comunidad a la que le escribía; de esta manera se evita el riesgo de hacer decir a la Biblia lo que no dice en realidad.

Le sigue a este trabajo arduo la hermenéutica bíblica, en la que se intenta comprender el texto en su nueva significación ahora para nosotros que lo leemos en pleno siglo XXI. Tanto la exégesis como la hermenéutica deben hacerse con cuidado y esmero, y cuando así se realizan encontramos la belleza y la riqueza que contiene la Palabra de Dios.

En nuestras Biblias católicas generalmente tenemos notas o comentarios que nos ayudan en estos dos sentidos. Aprovechémoslas y leamos con fe y atención la Palabra de Dios, para encontrar la enseñanza que nos quiere comunicar también ahora.

 

 

 

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *