Noticias

junio 18, 2018

La Biblia en la vida de la Iglesia

Pbro. Jorge L. Anaya Merino / Arquidiócesis de Tulancingo

«Recuerden que a la lectura de la Sagrada Escritura debe acompañar a la oración para que se realice el diálogo de Dios […]».

Sabemos que la Palabra de Dios es fuente de vida para todo creyente y el Concilio Vaticano II nos lo enseña: «La Iglesia siempre ha venerado la Sagrada Escritura, como lo ha hecho con el Cuerpo de Cristo, pues sobre todo en la Sagrada Liturgia nunca ha cesado de tomar y repartir a sus el es el pan de la vida que ofrece la mesa de la Palabra de Dios y del Cuerpo de Cristo. La Iglesia ha considerado siempre como suprema norma de su fe la Escritura unida a la Tradición, ya que, inspirada por Dios y escrita de una vez para siempre, nos transmite inmutablemente la palabra del mismo Dios; y en las palabras de los apóstoles y de los profetas hace resonar la voz del Espíritu Santo» (DV 21).

La Sagrada Escritura debe ser el alma de la teología (cfr. DV 24). La teología es la reflexión que la Iglesia realiza en las diferentes épocas de la historia en lo referente a los misterios de la fe.

Es así que la Biblia debe inspirar la Pastoral Profética: desde el anuncio kerigmático, como la catequesis en todos sus niveles, hasta la misma homilía.

Inspira también a la Pastoral Litúrgica, porque en todos los sacramentos y sacramentales siempre se celebra como primera parte la Liturgia de la Palabra que ilumina el misterio de la fe que después se celebrará en la Liturgia del Sacramento.

Finalmente, inspira la Pastoral Social porque toda obra de amor debe ser fruto de acoger la Palabra de Dios, como dice Jesús en el Evangelio: «Mi madre y mis hermanos son aquellos que oyen la Palabra de Dios y la cumplen» (Lc 8,21).

Y puesto que «en los Libros sagrados, el Padre, que está en el cielo, sale amorosamente al encuentro de sus hijos para conversar con ellos»(DV21),todos los creyentes estamos llamados a leer constantemente la Palabra de Dios.

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *