CATEQUESIS

noviembre 10, 2016

La familia como lugar privilegiado de la catequesis

Pbro. Flavio Naranjo Martínezn / Diócesis de Huejutla

La comunión expresa el núcleo profundo de la Iglesia universal y las particulares como comunidad cristiana referencial.

El DGPC 253 dicta que «la comunión expresa el núcleo profundo de la Iglesia universal y las Iglesias particulares que constituyen la comunidad cristiana referencial. Esta se hace cercana y se visibiliza en la rica variedad de las comunidades cristianas inmediatas, en las que los cristianos nacen a la fe, se educan en ella y la viven: la familia, la parroquia, la escuela católica, las asociaciones y movimientos cristianos, las comunidades eclesiales de base… Ellas son los “lugares” de la catequesis, los espacios comunitarios donde la catequesis de inspiración catecumenal y la catequesis permanente se realizan».

Señala a la comunidad cristiana como el origen, lugar y meta de la catequesis. En ella nace siempre el anuncio del Evangelio, invita a los hombres y mujeres a convertirse y a seguir a Jesucristo.

Y es la misma comunidad la que acoge a los que desean conocer al Señor y adentrarse en una vida nueva. Acompaña a los catecúmenos y catequizandos en su itinerario catequético y, con solicitud maternal, les hace partícipes de su propia experiencia de fe para incorporarlos a su seno.

La catequesis siempre es la misma, pero estos lugares de catequización la colorean cada uno con caracteres originales. Es importante saber cuál es la función de cada uno de ellos.

Ubica a la familia como ámbito o medio de crecimiento de la fe, al ser los papás los primeros educadores en la fe. La familia definida como Iglesia doméstica es el espacio donde el Evangelio es transmitido.

Es en ella donde tiene lugar el despertar al sentido del Señor, los primeros pasos en la oración, la educación de la conciencia moral y la formación del sentido cristiano del amor humano entendido como reflejo del amor de Dios; de ahí que es importante la orientación a las jóvenes familias que se engendran día con día a vivir en estos términos la profundidad de la vida cristiana.

 

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *