Voz de la iglesia

agosto 10, 2016

Las reacciones de Francisco

Por: Filiberto Monter Santiago / Fuente: Aleteia

Antes, durante y después de su viaje número 15 internacional, el Papa externó diferentes emociones tras lo acontecido durante esas fechas en las que se vivieron hechos de relevancia.

Previo a su salida a Cracovia, durante su estancia en Polonia y después de su viaje internacional número 15, el Papa externó diferentes reacciones ante hechos que se dieron durante el periodo de tiempo que incluyó la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

Dolorido por el asesinato a sacerdote
Francia/26 de julio.

A través del portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, Francisco externó su sentir tras el hecho violento registrado en Francia, en el que un sacerdote de 88 años fue degollado.

“El Papa está informado y participa en el dolor y el horror de esta violencia absurda, con la condena más radical de todas las formas de odio y la oración por las personas afectadas”.

Duelo por ataque a 19 personas en Japón
Japón/26 de julio

En un mensaje enviado a través del secretario de Estado, dirigido al arzobispo de Tokio, Peter Takeo Okada, el Papa se declaró entristecido por la pérdida de 18 vidas tras el ataque en las instalaciones de Tsukui Yamayurien para minusválidos.

“Su Santidad Francisco asegura a todas las víctimas de la tragedia su cercanía, y envía condolencias a los familiares de los fallecidos y de los heridos”.

Rezo ante la tumba de San Juan Pablo II
Vaticano/27 de julio.

Antes de iniciar su 15o viaje apostólico internacional, Francisco se trasladó a la Basílica de San Pedro, donde se detuvo a orar en la tumba de San Juan Pablo II, luego saludó a un grupo de niños enfermos de cáncer y recibió el abrazo de 14 jóvenes refugiados de diversas nacionalidades.

“El papa Francisco, como es su costumbre en la víspera de un viaje apostólico al exterior, se ha acercado a la Basílica de Santa María la Mayor para rezar delante de la imagen de la Virgen y pedir la bendición del Señor y de su Madre para su viaje a Polonia y la Jornada Mundial de la Juventud”, dijo Lombardi.

Vuelo a Cracovia, con los periodistas
Polonia/27 de julio

El mundo está en guerra, pero la que estamos viviendo no es una guerra de religión, dijo Francisco al encontrarse con los periodistas que lo acompañaban en el avión con destino a Cracovia.

«La palabra que se repite tanto es seguridad, pero la verdadera palabra es guerra. El mundo está en guerra, la guerra en pedazos. No me refiero a la guerra religiosa. Las religiones quieren la paz, la guerra la quieren los otros», enfatizó.

Primer discurso en Polonia Polonia/27 de julio.

El Papa expresó su primer discurso en Cracovia ante las autoridades y el cuerpo diplomático de Polonia, en el Castillo Real de Wawel.

«Es la primera vez que visito la Europa centro-oriental y me alegra comenzar por Polonia, que ha tenido entre sus hijos al inolvidable San Juan Pablo II. A él le gustaba hablar de una Europa que respira con dos pulmones: el sueño de un nuevo humanismo europeo está animado por el aliento creativo y armonioso de estos dos pulmones y por la civilización común que tiene sus raíces más sólidas en el cristianismo», expuso.

«Señor, perdón por tanta crueldad»: Papa
28 de julio/Polonia.

«Señor, ten piedad de tu pueblo, ¡Señor, perdón por tanta crueldad!»: así firmó el Papa en el libro memorial tras su visita a Auschwitz.

Una llegada en oración y en silencio, una visita al horror y al mal que es capaz de hacer el ser humano. Su Santidad llegó a bordo de un coche eléctrico, en paralelo a las vías del tren que llevaban a los prisioneros a la muerte. Todo un símbolo.

Fuera de los protocolos
29 de julio/Polonia.

«Dios mueve los corazones de los terroristas para que reconozcan la maldad de sus acciones y vuelvan a la senda de la paz y el bien», rezó el Papa ante las reliquias de dos mártires polacos asesinados por odio a la fe en Perú.

El Pontífice realizó una visita a la Iglesia de San Francisco en Cracovia, donde se veneran las reliquias de los dos mártires franciscanos Zbigniew Strzałkowski y Michał Tomaszek, asesinados por los guerrilleros de “Sendero luminoso” el 9 agosto 1991, en Pariacoto, Perú.

De regreso a Roma, con los periodistas
31 de julio/Roma.

Un periodista, al cuestionarle sobre cómo preparó los ejemplos tan cercanos a las vidas de los jóvenes durante la JMJ, Francisco respondió: «A mí me gusta hablar con los jóvenes y me gusta escucharlos. Siempre me ponen en dificultades porque me dicen cosas que no he pensado o que he pensado a medias. Jóvenes inquietos, creativos… y de ahí tomo este lenguaje. Muchas veces tengo que preguntar qué significan ciertas expresiones. Nuestro futuro son ellos, y debemos hacer el diálogo entre el pasado y el futuro».

Audiencia general tras la JMJ de Polonia

3 de agosto/Vaticano.

El Papa quiso reflexionar sobre lo vivido en la tierra de la Virgen de Częstochowa: «Europa no tiene futuro sin sus valores fundamentales, vinculados a la visión cristiana del hombre. Entre ellos la misericordia».

«La JMJ es un llamado al mundo que se ha hecho elocuente en el silencio de Auschwitz. En la oración, las almas de los que allí sufrieron, de los que allí dieron testimonio de la misericordia de Dios, me han hecho comprender el valor del recuerdo, como advertencia para que el odio y la violencia no triunfen», finalizó Francisco.






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *