Editorial

agosto 1, 2018

Lo importante es lo que se cumple

† Mons. Domingo Díaz Martínez / Arzobispode Tulancingo

Amigos de Luz de Luz: lo más importante no es lo que se promete, lo más importante es lo que se cumple.

El Señor Jesús prometió resucitar al tercer día y resucitó

El Señor Jesús nos prometió estar con nosotros todos los días hasta el fin del mundo, y sigue estando con nosotros.

El Señor Jesús nos prometió al Espíritu Santo y el Espíritu Santo vive en nuestros corazones con sus sagrados dones.

Amigos lectores: escuchamos muchas promesas en estas campañas recién terminadas, pero no todas son ni serán importantes, solo serán importantes las promesas que se cumplan.

Los invito a estar muy atentos para que sean testigos de las promesas importantes.

Si las promesas que escuchamos en las campañas no se cumplen, seguiremos igual con la tendencia a estar peor; pero si, al menos, el sesenta por ciento de las promesas escuchadas se cumplen, entonces México saldrá ganando con sus nuevas autoridades civiles.

Pongamos atención, sigamos a los ganadores para constatar cuáles de sus promesas de campaña sí fueron importantes.

Algunos candidatos se animan a engañarnos porque calculan que no vamos a decir nada, porque calculan que no estamos organizados para reclamar, pero les sugiero formemos grupos de reflexión política para reclamar las promesas no cumplidas, para cobrar las promesas no cumplidas.

Recuerden: lo que se promete no es lo más importante, lo que sí es importante es lo que se promete y se cumple.






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *