CATEQUESIS

septiembre 14, 2018

Lo que implica el quinto mandamiento

Pbro. Usbaldo Castaño Zapata / Arquidiócesis de Tulancingo

El aborto directo, es decir, querido como un fin o como un medio, es gravemente contrario a la ley moral. 

La vida humana debe ser respetada de manera absoluta desde el momento de la concepción, ya que desde el origen de la existencia deben ser reconocidos los derechos de persona, entre los cuales está el derecho inviolable de todo ser inocente a la vida.

El aborto directo, es decir, querido como un fin o como un medio, es gravemente contrario a la ley moral.

Las ideologías modernas de los derechos absolutos que defienden el supuesto derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo, son una aberración al no considerar el derecho del ser inocente aun no nacido y por lo tanto totalmente indefenso.

Otro tema que debemos considerar en la práctica del quinto mandamiento es el respeto de la salud; la vida y la salud física son bienes encomendados por Dios, debemos cuidar de ellos racionalmente, al tener en cuenta las necesidades de los demás y el bien común.

La moral nos exige cuidado del bien corporal, pero no es un valor absoluto, hay que evitar la práctica neopagana del culto al cuerpo, donde se cae en la práctica de sacrificar todo por rendir culto a la belleza y a la apariencia corporal; a la perfección física y al éxito deportivo.

La virtud de la templanza permite al hombre evitar todo exceso que dañe la salud y el bienestar propio y ajeno como es el abuso en la comida, el alcohol, el tabaco o las medicinas, la velocidad.

Quienes en estado de embriaguez o por velocidad inmoderada ponen en peligro la seguridad y la vida de los demás y la propia, en quien dolosa o negligentemente ponen en peligro la seguridad de la vida de otros, actúan de manera gravemente culpable y atentan contra el quinto mandamiento.

El uso de drogas causa un daño grave a la salud física y mental; salvo el caso que sean tratamientos estrictamente terapéuticos se comete falta grave contra el quinto mandamiento.

 

 

 

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *