CATEQUESIS

mayo 16, 2019

¿Los hijos deben hacer labores en casa?

Por: Silvia del Valle 

Deben rolarse constantemente para que no se tornen pesadas y todos los integrantes de la familia aprendan a realizarlas.

Muchas veces me han preguntado si es correcto que nuestros hijos, además de los estudios, sean responsables de una tarea o labor en casa.

Mi respuesta es siempre que sí, esto les ayuda a desarrollarse integralmente y a hacerse responsables, ya que como miembros de una comunidad familiar colaboran al bienestar de la misma y cooperan para que la casa esté bien arreglada y sea un lugar agradable.

Claro que para ellos el tema de las labores de casa no es el más agradable, pero debemos tener paciencia y educarlos con el objetivo de que sean hombres y mujeres de bien, íntegros y que desarrollen al máximo sus capacidades.

Explicar en qué consiste una casa limpia y ordenada

Los hijos no saben lo que es el orden y tampoco dónde van las cosas. Es necesario enseñarles con el ejemplo y explicarles cómo deben estar.

Una explicación concreta y corta es suficiente, aunque debemos estar conscientes de que quizá sea necesario repetirles la explicación una o dos veces más para que les quede claro el punto.

Según la edad, asignar una labor

Las labores de la casa son muy diversas y van desde las más sencillas, como poner los manteles individuales de la mesa, tirar la basura o revisar que los baños tengan toalla, papel y jabón; hasta lavar la ropa, los platos o el baño, así como barrer, sacudir y trapear.

Debemos tener cuidado en asignar tareas que vayan de acuerdo a capacidades y la edad de cada uno, así será más fácil que logren realizarlas y que sea algo alcanzable para ellos.

Enseñar a realizarla adecuadamente

Al asignar cada labor es necesario que les expliquemos cómo se hace correctamente, de ser necesario hay que ponerles el ejemplo para que quede claro el resultado que buscamos obtener.

Paciencia para que lo hagan mejor

Es lógico que al principio les cueste trabajo y que la primera vez que hagan las cosas no queden perfectas, pero es necesario permitir hacerlas para que poco a poco les salgan mejor.

¡Prohibido volver a hacer lo que los hacen! Ya que eso les desanima y les genera mucha inseguridad.

Reconocer cuando logren hacerlo bien

Una palabra de aliento, un “que bien te quedó” o un “me siento orgulloso de ti”, siempre son necesarios y ayudan mucho a que quieran hacer cada vez mejor las cosas.

Las labores de casa deben verse como un bien que debemos todos procurar, como una tarea que aunque no es tan agradable, si la hacemos todos juntos, es más fácil y sale mejor.

Tareas del hogar y los niños

No se le puede dar las mismas tareas domésticas a todos los niños, dependerá de su edad y de su capacidad.

Un niño de menos de dos años no hará la cama y un niño de cinco no será capaz de ir a hacer un recado por sí mismo.

Los niños se desarrollan a ritmos diferentes y esto es necesario tenerlo en cuenta para decidir qué es capaz de hacer.

Las tareas del hogar permiten a los niños desarrollar un sentido del trabajo en equipo dentro de una familia para poder conseguir que las cosas funcionen bien.

Es una forma de aprender a tomar responsabilidades en sus acciones y entender que él también es importante en el equipo del hogar.

ERROR COMÚN

Hay papás que ven no necesario que sus hijos muevan un dedo porque los demás lo hacen todo por ellos, o quizá piensen que no tienen la capacidad suficiente para hacerlo bien.

 

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *