Iglesia y Sociedad

febrero 20, 2018

Los retos del nuevo arzobispo primado de México

Por: Filiberto Monter Santiago 

Mons. Carlos Aguiar Retes llega a una ciudad que alberga a 8.9 millones de habitantes.

En el atardecer del 2017 llegó la noticia a México: el cardenal Carlos Aguiar Retes fue elegido por Francisco para ocupar el cargo no fácil de conducir a la arquidiócesis más grande del país.

El saliente, cardenal Norberto Rivera Carrera, presentó meses después un informe de su servicio que tuvo durante 22 años en la megalópolis.

En su gobierno el obispo se enfrentó a diferentes críticas que lo llevaron a ser tema de controversia en todo el país, a razón de historias personales y razones fundamentadas con y sin justicia.

Hasta hace unas semanas, Mons. Carlos Aguiar Retes, proveniente de la Arquidiócesis de Tlalnepantla, asumió el cargo ante la presencia del Nuncio Apostólico en México y la asistencia de más de 10 mil feligreses en la Basílica de Guadalupe. El cardenal llega a una Iglesia que cuenta con 467 parroquias distribuidas en mil 500 kilómetros cuadrados y tiene 2 mil 67 sacerdotes, de los cuales sólo el 14 % tiene menos de 40 años y el 36 % supera los 60.

De hecho lo tiene presente: llega a una porción de la Iglesia de Cristo donde hay una gran diversidad de cultura y a una ciudad que alberga a 8.9 millones de habitantes, de los cuales el 90 % se declaran católicos, aunque no vayan a Misa.

Llega a la diócesis más poblada del mundo, donde yacen los tres poderes de la federación, las residencias de las representaciones diplomáticas, los corporativos nacionales y extranjeros, las instituciones del Estado.

Llega a una de las ciudades más violentas del país, donde en los hogares la presencia paternal es nula, donde gobierna el alcoholismo y la drogadicción en la juventud, donde los fines de semana se vuelven días para asear, divertirse o pasear con la familia; donde poco se asiste a la Eucaristía dominical.

Pero también a donde existe organización de laicos a favor de la Iglesia, donde según se dice hay un clero que le motiva trabajar por la generosidad, un gran presbiterio y la presencia de comunidades religiosas importantes.

En sus primeras palabras como arzobispo primado, Aguiar Retes manifestó esperanza en la gran responsabilidad de encarar el desafío que implica cumplir su nuevo ministerio episcopal.

Consiente está, de acuerdo a su ecuanimidad en su encuentro ante medios de comunicación, de que le esperan grandes retos, entre ellos y como principales: revisar la estructura de la Iglesia a la que llega, la escasez del clero y sobre todo el trabajo pastoral que poco se trabaja en las grandes periferias como lo es la Ciudad de México.

68 años de edad tiene el cardenal Carlos Aguiar Retes, oriundo de Tepic (Nayarit) y con cargos episcopales como la Diócesis de Texcoco y la Arquidiócesis de Tlalnepantla

Promoción pastoral

  • Impulsor de una renovación eclesial
  • A favor de la escucha recíproca, la decisión de caminar juntos y el testimonio personal.
  • Promotor de una Iglesia que tome las calles para llamar a las personas alejadas.
  • Operador en la reestructuración
    del tejido social y el fomento de valores en los jóvenes.
  • En el centro de sus afanes siempre han estado la dignidad de la persona, la defensa de la vida, el fortalecimiento de la familia y la paz.

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *