Iglesia y Sociedad

mayo 8, 2017

“Madres responsables” en la provincia de Hidalgo

Por: Rosa María García / Anahi Angeles / Diócesis de Tula

Grupo dirigido a: separadas, viudas, divorciadas y solteras que tienen la función de educar y formar a sus hijos.

La sociedad ha tenido muchos cambios (buenos y malos), uno de ellos es la falta de familias sólidas y constituidas conforme a lo que Dios ha dicho; existen las mamás que juegan esos papeles de ser madre y padre a la vez, pilares de la formación y crecimiento del niño, razón por la cual la Iglesia universal, por medio de la Pastoral Familiar y el Movimiento Familiar Cristiano (MFC), se dieron a la tarea de analizar ese sector abandonado y muy criticado.

A este grupo acuden madres solteras, separadas, divorciadas y viudas que sean pilar de su familia, por ello el MFC proporciona el material necesario de 17 sesiones con temas como autoestima, tanatología (persona especializada cuya función es dar acompañamiento y seguimiento durante y después del proceso de pérdida que vive una persona), superación personal y algunos como “Yo soy la servidora del Señor” y “Bendita entre las mujeres”. Estos tocan el papel tan importante de la mujer en la Iglesia, principalmente el maternal, y abarca así todas las áreas indispensables para que ellas puedan llevar una vida digna y llena de fe.

Cabe mencionar que las encargadas de impartir los temas son quienes previamente han tenido una formación para ayudar a este sector de la Iglesia, entre ellos laicos, profesionistas o consagrados.

Testimonio 

A través de la señora Juanita, miembro activo de este grupo en la Diócesis de Tula, pudimos conocer que en la parroquia de El Fithzi (Ixmiquilpan) se reúnen mujeres de esta zona de la provincia los días jueves por la tarde.

A su parecer le ha sido de mucha ayuda el estar ahí, ya que el escuchar distintas experiencias y puntos de vista la han hecho entender emociones que no había podido concretar por sí sola.

Con el plus de que psicólogas y demás mujeres se ayudan mutuamente y se apoyan, comentó que cuando ella llegó le sorprendió ver a jóvenes de entre los 20 y 30 años con experiencias muy fuertes, por lo que decidió quedarse para apoyar y al mismo tiempo crecer.

En cuestión de participación en actividades propias de la parroquia, les han hecho la invitación, pero ha costado un poco integrar a todas, ya que son personas que apenas entran en el ambiente de prestar un servicio o que pueden ser útiles en muchas actividades religiosas.

Finalmente, invitó a todas aquellas mujeres que tengan experiencias que no les permitan avanzar en su calidad de vida, asistan a estos grupos, ya que son de gran ayuda para poder educar y sostener a quienes están a su cargo.

Labor eclesial

En la Diócesis de Tula se trabaja con material dirigido a este sector en las parroquias de Ajacuba, Tlahuelilpan, Ixmiquilpan y Tula. Si se requiere mayor información se sugiere acudir con el párroco de la comunidad o con algún integrante de la Pastoral Familiar o del Movimiento Familiar Cristiano (MFC), ya que ellos pueden proporcionar orientación e información que permita la integración al grupo.

Más de la agrupación

  • Dirigida a las mamás que están solas y que tienen la función de educar y formar a sus hijos.
  • El curso de formación consta de 17 sesiones.
  • Los temas impartidos les permiten desarrollarse mejor como personas, con una alta autoestima, aumentar su fe y aprender buenos patrones en la educación y formación de sus hijos.

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *