Noticias

enero 30, 2020

Mensaje eucarístico llegaría a 150 mil personas en la diócesis

Por: Filiberto Monter Santiago
  • Domingo Díaz Martínez ha encomendado a los representantes parroquiales una gran misión, de cara a la celebración del III Congreso Eucarístico Arquidiocesano de Tulancingo.

En el marco de la Misa de envío para la celebración del III Congreso Eucarístico Arquidiocesano de Tulancingo, Mons. Domingo Díaz Martínez ha encomendado a los representantes parroquiales una gran misión.

“Juntemos a 50 agentes por parroquia, a cada uno encomendémosle que visite diez familias por mes (siempre las mismas); si esto hacemos cada parroquia estará visitando a 500 familias, número que multiplicado por las 100 parroquias que hay en la diócesis, da un total de 50 mil familias, si suponemos que por lo menos nos escuchan tres personas por familia, nuestro mensaje estará llegando a 150 mil hermanos nuestros”, explicó el señor arzobispo.

El objetivo será llevar el mensaje escrito en la reciente Carta Pastoral, también enviada a todas las parroquias, con motivo de la celebración del III Congreso Eucarístico Diocesano de Tulancingo “Caminando juntos con Cristo Eucaristía”.

Texto en el que se convoca a prepararse para vivir un nuevo encuentro con Cristo, se explican algunas preguntas referentes al evento y conocer la historia referente a los Congresos Eucarísticos.

No obstante, reunido con gran parte del presbiterio y representantes parroquiales en la Santa Iglesia de Catedral, Mons. Domingo Díaz Martínez se dijo consciente de los “peros que van a oponer” la encomienda.

Por ello, exhortó a recibir a Jesús Sacramentado y pedirle iluminación, ánimo y fuerza en la mente y el corazón, para lograr el objetivo.

También evidenció que muchas personas en la diócesis no comen el pan eucarístico, “pan vivo bajado del cielo que nos da la fuerza para caminar juntos, unidos y organizados”.

“Alimento que nos da la fuerza para perdonar” y para decirle no a los pecados capitales, por ello, en su homilía del 23 de enero, propuso una serie de soluciones.

“Que los papás enseñen a los niños a comer del pan vivo bajado del cielo desde niños; procurar una buena preparación a quien inicie su camino eucarístico; dar buen ejemplo con nuestra participación gustosa en la celebración dominical; e impulsar la adoración a Jesús Sacramentado”.

Aunado a esto, también planteó organizar cada cinco años un buen Congreso Eucarístico en la diócesis, a sabiendas que en la historia diocesana solo se han realizado dos hasta el momento: el primero en 1943 (Mons. Miguel Darío Miranda y Gómez) y en el año 2000 (Mons. Pedro Arandadíaz Muñoz).

Al término de la celebración, representantes parroquiales recibieron un estandarte y la oración del Congreso con la encomienda de llevar el mensaje a las casi 100 comunidades pertenecientes a la diócesis.

Alistan los preparativos para mayo

En entrevista, el Pbro. Honorio Ramírez Pérez habló de la preparación para la celebración del III Congreso Eucarístico Arquidiocesano de Tulancingo, el cual se desarrollará a lo largo de tres días.

“Tenemos mucho tiempo de no realizar un Congreso, por lo que la organización se vuelve un poco complicada, pero nos estamos preparando con un equipo de comisión designado para la organización”.

El sacerdote aseguró que existe un deseo vivo en parroquias y foranías, por lo menos en ocho decanatos, hay interés y se ha encendido la llama por celebrar el Congreso, por lo que dio a conocer las fechas clave para la celebración.

“La idea es comenzar en las parroquias (18 de mayo), foranías (19 de mayo) y diocesano (20 de mayo) en Tulancingo, al menos con la presencia de al menos 5 mil personas, con la presencia del padre Luis Ángel Flores, rector de la Universidad Pontificia”, finalizó.






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *