Noticias

Junio 5, 2017

Momentos de ira

Por: Pbro. David Rico Arreola

¿Qué es? Origen, signos y consecuencias de un comportamiento ocasionado por falsas emociones autogeneradas.

La ira tiene que ver con la acumulación de emociones que no se han sabido expresar de manera adecuada. Generalmente se convierten en expectativas no cubiertas, frustración y quizás en un sentimiento de injusticia.

Origen

– Eventos que no se pueden controlar. La terminación de una relación o la muerte de un ser querido hacen que el ser humano se sienta con ira, al grado de preguntarse: “¿Por qué esto me tenía que pasara mí?”.

Baja autoestima. Si se siente que la vida se ha ido en contra nuestra o que nos ha tratado mal, hará que nos sintamos con ira. Mientras estemos enfadados, disgustados o airados, no es nada fácil reconocer que ha sido nuestra culpa

– Interpretación equivocada de lo que los otros nos dicen. Cuando interpretamos mal las señales de los demás o lo que creemos que nos quieren decir, eso nos produce ira y frustración.

Entre los signos de la ira se encuentran: inseguridad, baja autoestima, inmadurez emocional, escasa tolerancia a la frustración, soberbia, egocentrismo, impaciencia, culpabilidad, remordimiento, soledad, falta de empatía, creencia de estar siempre en posesión de la verdad, estrés y activismo.

Con esto, las probables consecuencias serían: trastornos psicológicos y físicos, daño al sistema circulatorio, aceleración a la respiración, elevación de la tensión arterial, tensión en la musculatura corporal, dificultad para conciliar el sueño, perturbación de alimentación y digestión, depresión, dolores físicos de índole psicosomático, úlceras y fuerte dolor de cabeza, migraña, problemas cardiacos o arritmias, parálisis facial, pre infartos, paros cardiacos y la muerte.

 

 

 

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *