Resena

Fuente: Internet

“Me puso la mano en el hombro, y me dijo: esperanza, sólo hay esperanza”, son las palabras de Kazimierz Piechowski, prisionero en Auschwitz que tuvo contacto con Maximiliano Kolbe.

La producción de esta película intenta poner a relieve los valores cristianos que en la sociedad se tendrían que vivir y que el santo pudo promover en las circunstancias que vivía. Parte del filme presentará el trabajo realizado para iniciar el movimiento de la “Milicia de la Inmaculada”.

Primeramente será estrenada en Roma, posteriormente esperamos que en octubre pueda ser presentada en la pantalla grande aquí en México.

 



Acerca del autor

Redacción