Resena

Por: Pbro. J. Yair Ortega Martínez 

David contra Goliath 

El 13 de febrero de 2015, un día antes del Día del Amor y la Amistad llegará a las salas de cine la película 50 sombras de Gray, película basada en la trilogía literaria del mismo nombre, la cuál es una obra misógina que rebaja a las mujeres a un objeto sexual, además la presenta como un ser que necesita ser sometida por un hombre para realizarse en la vida.

Ésta es la versión equívoca del amor que pretenden vendernos el próximo año.

A la par de este estreno, el mismo día, la comunidad cristiana tendrá otra opción: Old Fashioned (A la Antigua). Película que ya se le ha ganado el sobrenombre de ‘anti 50 sombras de Grey’ y que es hecha por la misma productora de las películas Dios no está Muerto y El Cielo sí Existe.

Con un cartel que reproduce la conocida frase de la Primera Carta a los Corintios: «El amor nunca falla» (1 Co 13,8), la película ya se instaló como una mirada opuesta del Best Seller de E. L. James. “Queremos darle la oportunidad a la gente de que vea que todavía hay espacio para contar una historia de amor piadosa y divina, a la vieja usanza”, dijo el director Rik Swartzwelder.

La película narra la historia de dos jóvenes que intentan comenzar una relación amorosa al ‘modo antiguo’, en la América contemporánea. Y es la primer película netamente de contenido cristiano dirigida al público soltero.

 



Acerca del autor

Redacción