Resena

Fuente: Internet 

¿Te imaginas ser el tío consentido de todos? ¿Te imaginas cuidar a una sobrina muy talentosa? Pues esto le pasa a Frank Adler (Chris Evans, famoso Capitán América), un soltero que cría a su sobrina prodigio Mary.

Sus planes de que ella tenga una vida escolar normal son frustrados cuando las habilidades matemáticas de la niña  llaman la atención de la madre de Frank, quien tiene planes para su nieta que amenazan con separarlo de Mary.

El don del filme es que sabrá llegar a tu corazón. ¿Previsible? Quizás sí, pero efectivo en lo emotivo del planteamiento, sobre todo para un país que ama el melodrama.

La cinta apela por la familia, no importa la forma o la construcción, sólo la constitución que se basa por completo en el amor.

 



Acerca del autor

Redacción