Provincia Eclesiástica de Hidalgo

octubre 25, 2017

“No somos sacerdotes para pasar el día en la oficina parroquial”: Franco Coppola

 

Por: Filiberto Monter Santiago

En el marco del Encuentro de Presbiterios de la Provincia de Hidalgo, que se lleva a cabo en Huejutla, el Nuncio Apostólico en México se pronunció respecto a la labor que desempeña el sacerdote con su comunidad.

“No somos sacerdotes para pasar el día en la oficina parroquial”, expresó Mons. Franco Coppola ante la presencia aproximada de 150 presbíteros reunidos en las instalaciones del Seminario Menor de Huejutla.

El representante del Papa fue crítico con la situación por la que atraviesa la Iglesia en México, como reflejo del mundo: “Un país con 80% de católicos no es capaz de formar un hombre que pueda dar su vida en la política”.

Ante esta disyuntiva, y luego de escuchar las realidades de las tres iglesias particulares en voz de los sacerdotes, indicó que para él resulta curioso que a los presbíteros mexicanos les llamen ‘padres’.

“El que nos llamen así implica una gran responsabilidad, porque nos confían como sus hijos: entonces ¿qué hemos hecho por ellos?, cuestionó.

Justo a un año de su llegada a nuestro país, el prelado italiano aseguró que los sacerdotes mexicanos se han conformado con otorgar una breve formación para recibir sacramentos.

Además exhibió que él ve las iglesias llenas de adultos, no de jóvenes, de católicos por tradición y no por convicción.

“¿Qué hacemos por la formación permanente de nuestros fieles, de nuestros adultos que han crecido con la creencia en la Iglesia de Jesucristo, pero no han sabido responder a los desafíos actuales?”, preguntó.

Asimismo, reflexionó sobre la posibilidad de innovar en la formación que se recibe en el Seminario: “Este es el reto fundamental de la Iglesia en México, dar sustancia a las palabras, de lo que hablamos y decimos”.

Después de un par de intervenciones, Mons. Franco Coppola indicó que un sacerdote debe conocer a todas las personas de sus parroquias, sus problemas, inquietudes, dudas; y saber responder para hacerlos crecer.

“No hemos sido capaces de tomar en serio a nuestro país, no hemos hecho crecer a nuestros hijos, de ellos que nos llaman ‘padres’”, sentenció.

El Nuncio Apostólico en México aseguró que el sacerdote se ha concentrado en la ‘sacramentalización’, algo que según sus palabras no basta en la actualidad, ya que falta el acompañamiento a la familia, a la sociedad.

El representante del Papa en México fue claro con sus palabras, como él mismo acotó: “Yo me llamo Franco, y soy franco, pero no expongo todo esto con el afán de juzgar”.

Celebra Eucaristía

Acompañado de los tres obispos de las diócesis de la Provincia de Hidalgo, el Nuncio celebró la Eucaristía junto a sacerdotes y feligreses que se dieron cita en la Catedral de Huejutla.

En su homilía refirió que los pastores tienen una misión, sean sacerdotes, obispos o con algún otro cargo pastoral, la de anunciar la Buena Nueva.

“Somos un canal, recibimos y tenemos que dar; nos hacernos presentes en la vida personal de los fieles”, acotó.

Mons. Franco Coppola recordó la fiesta de San Rafael Guizar y Valencia, como una referencia especial respecto a la labor que desempeñan día a día los sacerdotes en el mundo.

Reunión de convivencia

Los tres presbiterios de la Provincia de Hidalgo se reúnen año con año desde el 2009, cuando se dio por primera vez el encuentro; antes, en el 2008, nacería la idea de convivir no sólo obispos, también sacerdotes.

Desde entonces las diócesis de Tulancingo, Huejutla y Tula caminan juntas, comparten lo que son, viven y saben; exponen sus realidades, se crean compromisos, evalúan y alcanzan logros pastorales.

El encuentro de este año contó con la presencia del Nuncio, quien aceptó la invitación para saludar por primera vez a los sacerdotes de esta porción de la grey católica en México.

 

 

 

 

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *