Noticias

enero 28, 2016

Nombran a nuevo obispo para la Diócesis de Huejutla

Por: Filiberto Monter Santiago

El sacerdote se desempeñaba como administrador diocesano, tras la salida de Monseñor Salvador Rangel Mendoza.

 La noticia llegó a temprana hora de hoy, el Pbro. José Hiraís Acosta Beltrán fue nombrado por el Papa Francisco como el nuevo obispo de la Diócesis de Huejutla

 El sacerdote oriundo de Calnali, perteneciente a la circunscripción de la Iglesia particular, se desempeñaba como administrador diocesano previo al nombramiento oficial que publicó la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) esta mañana.

 En entrevista vía telefónica, el nuevo pastor se mostró sorprendido ante la noticia y expresó su sentir ante la encomienda del papa Francisco.

 “Me encuentro con mucha emoción y sentimientos encontrados porque también hay ciertos temores por la responsabilidad que es grande; abrazamos esta llamada de Dios con mucha fe, sabiendo que es el Señor quien nos llama y es Él quien nos asistirá con su Espíritu Santo para llevar a cabo la misión que nos confía, el de ser el obispo de la Diócesis de Huejutla”.

 Al cuestionarle si esperaba dicho nombramiento, confesó que realmente no se lo imaginaba, pues relató la forma en la que recibió la noticia.

 “Me presenté a la nunciatura después de un llamado que me hicieron, pensando en que recibiría el nombre de un obispo que vendría de fuera, pero sus palabras del nuncio fueron: ‘Lo he llamado para decirle que usted es el nuevo obispo de Huejutla’, lo que me generó una sorpresa muy grande que no me esperaba”.

 Aunque no hay fecha para la consagración episcopal, externó que esta se dará a conocer en las parroquias o a través de un comunicado, ya que según el Derecho Canónico (Canon 382, parágrafo 2) existe un plazo de cuatro meses después del nombramiento para que se programe y se lleve a cabo.

 Cabe mencionar que el aún padre Hiraís cumplirá 25 años de vida sacerdotal el próximo 11 de junio, hecho que le permite recibir esta noticia como un regalo que le agradece infinitamente a Dios.

 Asimismo, se dijo contento el ser originario de esta diócesis, ya que conoce su realidad y a sus sacerdotes, y con la ayuda de Dios y de los padres, así como de los laicos, podrá continuar adelante en el caminar de la Iglesia particular de Huejutla.

 Respecto a los retos a los que se enfrentará al asumir el cargo, indicó que dentro de los más grandes serán el continuar con la nueva evangelización en todo el pueblo de Dios.

“Se requiere de un trabajo constante de reevangelización para que podamos hacer vida y cumplir con el reino de Dios, que es de justicia, paz, amor, fraternidad y solidaridad. Creo que eso es lo más grande, la unidad en el pueblo del Señor”.

 Agregó que los laicos son muy importantes dentro del trabajo pastoral, ya que sin ellos los sacerdotes y obispos no podrían hacer nada sin su servicio.

 “Será primordial promover el trabajo con la gente, porque son ellos los que participan en la labor de la Iglesia. Debemos tener un espíritu misionero, como bien lo hemos remarcado en el seminario diocesano”.

 Por último, dio a conocer que ya trabaja en lo que será su escudo y lema que animarán su ministerio episcopal, al tiempo que nuevamente dio gracias al Señor por el cargo que le ha sido conferido.

 “Agradezco a Dios por este llamado que me ha hecho a este indigno siervo suyo, que en medio de mis carencias y limitaciones humanas ha puesto su mirada en mí para llamarme y elegirme como pastor de la Diócesis de Huejutla”.

 El Pbro. José Hiraís Acosta Beltrán nació el 22 de septiembre de 1966 en el municipio de Calnali, Hidalgo, se formó en el Seminario Regional de Nuestra Señora de Guadalupe (Tula) y en el de Santa María de Guadalupe y Cristo Rey (Huejutla) y fue ordenado sacerdote el 11 de junio de 1993.






One Comment


  1. LILIA ZEPEDA BASURTO

    es una gran alegría que un sacerdote de nuestra Diócesis sea nuestro obispo y mas alegría que sea alguien a quien admiramos y apreciamos. El Padre Hiráis siempre se a destacado por su humildad y servicio como no estar felices de recibirlo como obispo. Damos gracias a DIOS por tener al Padre Hirais como obispo.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *