Para conocer sobre liturgia

septiembre 7, 2015

Novenario de difuntos

Por: Pbro. Teodoro Mendoza Aguilar / Diócesis de Tula

Los nueve días de oración para despedir a un difunto tienen relación con el número de meses que su madre tuvo que aguardar para verlo nacer.

Perder a un ser querido deja un vacío que nadie podrá llenarlo, sólo Dios y su palabra serán el consuelo y la esperanza de la vida eterna. Durante mucho tiempo en la Iglesia se ha procurado atender esta situación por medio de la oración del Santo Rosario.

Éste se ofrece por el difunto, elevando plegarias y súplicas. Con muchas de las personas que se congregan para acompañar a los familiares que han sufrido la pérdida, y que frecuentemente son muchos, no se ha aprovechado la oportunidad de anunciar el kerigma (primer anuncio de la Buena Nueva de salvación), y aún esta situación se agrava más cuando algunos de nuestros hermanos rezanderos, quienes deberían ayudar a superar este proceso, han caído en excesos, buscando el modus vivendi (modo de vivir).

Desafortunadamente, como pastores de nuestras comunidades parroquiales, nos ha faltado el acompañamiento pastoral, ocasionando que el desconocimiento de esta realidad propicie una malformación: personas con depresión, gente resentida y dividida, problemas de herencia y resentimiento; incluso hasta con Dios, desconociendo el misterio de su Resurrección con la mal llamada “santa muerte”.

Actualmente nos hemos limitado a meditar la palabra de Dios e insistir en la oración, se han hecho intentos por reflexionar este acontecimiento, pero la invitación a las familias a dejarse acompañar en este duelo y aprovechar evangelizarse con nuevos métodos y formas.

Ahora debemos utilizar los medios de comunicación para anunciar la Buena Nueva de salvación. Es la exhortación a los rezanderos, a trabajar en comunión con sus sacerdotes, ya que como pastores estamos abiertos a esta necesidad, atenderla y no dar por supuesto que se está trabajando en ello.

Respetando lo fundamental de la oración de los pueblos por medio del Santo Rosario, se pueden utilizar junto a los rezanderos videos que hablan de la Resurrección, temas que abordan el kerigma, los cuales han ayudado a las familias a darle un nuevo sentido a su fe.

Resulta importante que podamos compartir herramientas que sirvan para evangelizar usando las nuevas tecnologías. Por ello les comparto que he adaptado algunos materiales de www.evangelizacionactiva.org.mx, a través del padre Ernesto María Caro, los cuales han servido para darle esperanza a la gente.

Son nueve temas que cada día ayudarán a superar el duelo; uno por uno, en línea, puede ir evangelizando a todos los asistentes al novenario. Existe un folleto guía que apoyará esta actividad, con la finalidad de que se le dé un uso adecuado. Dios nuestro Señor nos conceda aprovechar las nuevas formas de evangelizar.

Este material está disponible para cualquier persona que desee adquirirlo. Para mayores informes pueden comunicarse al 01 771 1481981.

¿Es necesario rezar por un difunto ?

Aunque para la Iglesia católica el mejor sufragio es ofrecer la Santa Misa por un algún difunto lo cual debe hacerse al termino del novenario, al cumplirse un mes o al año de haber muerto el rezo del Santo Rosario durante nueve días ( a esta practica se le conoce como novenario de difuntos) es una de las formas más completas y eficaces de pedir por el eterno descanso de un ser querido.

¿Por qué nueve días? 

Los nueve días de oración para despedir a un difunto están relacionados estrechamente con el numero de meses que su madre tuvo que aguardar para verlo nacer y tenerlo en su seno. En esta ocasión, es Dios quien lo tomará en sus brazos amorosos cuando salga del purgatorio si es que, a su juicio, era necesario purificarse en este lugar antes de estar ante su presencia.

¿En qué consiste el Rosario de difuntos?

Al día siguiente de que el difunto es cremado o inhumado, comienza el novenario de difunto, que consiste en nueve días consecutivos de oración con el Santo Rosario. Durante este tiempo se meditan los misterios correspondientes según el día: Misterios Gozosos, lunes y sábados; Misterios Dolorosos, martes y viernes; Misterios Gloriosos, miércoles y domingos; y, Misterios Luminosos, los jueves.

 

 







  1. Marlene Ponce

    Gracias, por informar sobre el material para leerlo en el novena río de un difunto evangelisando , por medio de lecturas.
    Cómo puedo adquirir ese material ?


  2. Consuelo

    Tiene todo el sentido, nueve meses en el vientre de su Madre, ahora debe prepararse para que nuestros Santa Madre y nuestro Padre reciban al difunto….


  3. Consuelo

    Y ahora si vivir la vida eterna, en paz y 💖



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *