CATEQUESIS

Marzo 22, 2017

Noviazgo: ¿compromiso o pasatiempo?

Silvia del Valle / Red de Comunicadores Católicos

Los padres de familia deben estar conscientes y muy preparados para diferenciar y hacerlo ver de una forma sencilla y clara.

Los hijos crecen y se les presentan las modas que el mundo les trata de imponer, una de ellas es que el noviazgo es una época para pasarla bien y que mientras más rápido empieces, más feliz y gozoso serás.

Esto es una mentira que no siempre están en posibilidad de comprender, por eso como padres de familia debemos estar conscientes de ello y muy preparados para hacérselos ver de una forma sencilla y clara.

Que se amen para que se den a respetar

La seguridad en sí mismos se las damos a nuestros hijos al educarlos desde el amor y con amor, les ponemos límites claros y cumplimos lo que se les promete; si saben lo que valen y se aman a sí mismos, en su justo valor no permitirán que nadie les falte al respeto, aun cuando los otros digan que es por amor.

La seguridad en sí mismos depende de la autoestima y que sepan qué hay quien los quiere sin medida e incondicionalmente, de esta forma no mendigarán amor por cualquier lugar y persona.

Que conozcan bien a la otra persona para que lo puedan amar

Nadie ama lo que no conoce y es por esto, antes de que se hagan novios deben ser buenos amigos y conocerse lo mejor posible, para esto es importante salir y observar las reacciones de la persona que les llama la atención.

También debemos estar atentos para ponerlos sobre alerta si notamos comportamientos extraños o fuera de los estándares de valores que como familia tenemos.

¿Con esa persona me puedo casar?

Es siempre importante que se hagan está pregunta para ver si están listos para tener un noviazgo. Si la misma pregunta les da frío, les hace sentir mal o les incomoda, entonces no están aptos para iniciar un noviazgo formal y por lo mismo, más vale que se queden como amigos.

La razón es que un noviazgo debe tener como finalidad conocerse mejor y prepáralos para casarse, de otra forma es mejor que sólo sean amigos.

La familia también es importante

Conforme se tiene más relación con la otra persona, es necesario conocer la familia, ya que es un reflejo de cómo será en una relación formal.

Es importante ver que tengan coincidencia en valores y en estilo de vida; esto hará más fáciles las cosas, todo se complica si no tienen cosas en común porque uno de los dos deberá dejar sus principios y valores para amoldarse a los del otro.

Quien bien te quiere no te pide pruebas de amor sino que te prueba su amor con su respeto

Esto lo deben tener muy claro los hijos, y no importa si son mujeres u hombres, ahora eso da igual, las “pruebas de amor” en el noviazgo sólo denotan desamor y mundanalidad de parte de la persona que las pide

Un gran vacío interior que busca llenar a costa de las otras personas egoísmo y un protagonismo que difícilmente podrá cambiar después de obtener la famosa “prueba de amor”.

Brindar siempre amor 

Es necesario que los hijos no tengan de ciencia afectiva de parte de sus papás, para que no vayan a buscar ese amor con el primer chico que se les cruce en el camino o con la primera chica que les coquetee.

Los padres de familia deben hacer que se valoren por lo que son y no por lo que pueden dar o por lo que tienen, y eso depende del amor que se les dé incondicionalmente.

Nunca es tarde para brindar ese tiempo de darles el cariño ideal para que se sepan queridos, valorados y con una autoestima alta y en su justo lugar, con el objetivo de que se den a respetar y exijan respeto.

 

 

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *