Destinos de Luz

noviembre 5, 2013

Nuestra Señora del Pilar

Por: Redacción

Una tradición que viene del siglo XIII, dice que cuando Santiago Apóstol evangelizaba a España, un día vio que sobre una columna o pilar, se le aparecía la Santísima Virgen (que vivía todavía en Israel) la cual llegaba a decirle que siguiera predicando, a pesar de que fueran pocos los que se convirtieran, pues más tarde toda la nación sería creyente.

También cuenta que en recuerdo de esta aparición, el apóstol y sus discípulos construyeron una capilla allí en ese sitio, donde actualmente está la grandiosa Basílica del Pilar en Zaragoza, que tiene once cúpulas y cuatro torres, y se ha hecho famosa en España y en el mundo entero, y en la cual, a través de los siglos, se han obtenido maravillosos favores del cielo al invocar la intervención de la Madre de Dios.

Y precisamente el día de la fiesta de la Virgen del Pilar, el 12 de octubre, descubrió Colón a América, y cuentan que en el momento en que él pisaba por primera vez suelo americano, estaban los monjes rezando y cantando ante la imagen de Nuestra Señora del Pilar en Zaragoza, pidiendo por el buen éxito de la expedición.

El Pilar es una columna de jaspe de forma cilíndrica de 1,67 metros de altura y 25 cm de diámetro. En el área posterior de la capilla de la aparición se puede besar y tocar una parte. Encima descansa la imagen de la Virgen. Es de madera, de estilo gótico y con sólo 38 cm. de altura. Nuestra Señora sujeta con la mano derecha el manto que le cae por la espalda, mientras sostiene al Niño con el brazo izquierdo. Jesús tiene las piernas cruzadas, con la mano izquierda coge un pajarillo y con la derecha el manto de su madre. Probablemente esta imagen date del siglo XV, ya que se conocía desde 1434, cuando en el incendio ocurrido en la capilla, las llamas la respetaron.

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *