Noticias

enero 20, 2019

Obispo de Tula llega a Tlahuelilpan; junto a sacerdotes brinda ayuda espiritual

Por:Anahi Angeles/Gabriela Trejo/Fabián Meza/Filiberto Monter

Mons. Juan Pedro Juárez Meléndez también convocó a una colecta extraordinaria en su diócesis y agradeció la solidaridad de Iglesias particulares vecinas.

El obispo de la Diócesis de Tula ofreció una Eucaristía por los difuntos, heridos, desaparecidos y familias afectadas tras la explosión de un ducto de gasolina en Tlahuelilpan, lo que originó que hasta ahora sumen 79 decesos.

Mons. Juan Pedro Juárez Meléndez llegó a la parroquia de San Francisco de Asís la noche de ayer para brindar apoyo espiritual a un gran número de feligreses consternados, acompañado de sacerdotes que han visto su caminar pastoral por esta zona de la diócesis, entre ellos el Pbro. José Marcelino Valdez Tovar.

En su homilía, el obispo agradeció a quienes se hicieron presentes para orar por los difuntos; también recordó que todos, ante momentos de pérdida “sentimos angustia, dolor, sufrimiento, abandono y soledad, pero siempre está Dios para darnos consuelo, nos espera con los brazos abiertos llenos de amor”.

Asimismo, ofreció su apoyo y servicio ante la situación, acompañamiento a las familias afectadas durante los próximos días y sobre todo oración junto al resto de presbíteros y laicos de Tula.

Al término de la Eucaristía hizo públicas las muestras de solidaridad recibidas por las diócesis hermanas de la Provincia Eclesiástica de Hidalgo (Tulancingo y Huejutla), Querétaro, Münster (Alemania) y el comunicado oficial de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

Suman oración

Antes, más de 10 mil personas que llegaron al Tepeyac para ser parte de la 58 peregrinación diocesana se sumaron a las plegarias por las víctimas, heridos, desaparecidos y afectados de Tlahuelilpan.

A los pies de Santa María de Guadalupe, este sábado Mons. Juan Pedro Juárez Meléndez llamó a solidarizarse en la fe y en la esperanza: “Dios dará el consuelo a quienes sufren”, dijo.

Por su parte, el Pbro. José Marcelino Valdez Tovar agradeció oraciones y gestos solidarios hacia su comunidad, ya que el panorama es triste tras el informe oficial de 79 personas fallecidas, 81 lesionados y varios desaparecidos hasta el momento.

“¿Cómo calmar el dolor de tanta gente? ¡Son necesarias sus oraciones! Pido no juzgar ni alegrarse por la desgracia ajena”, sentenció el párroco.

La Diócesis de Tula realizará una colecta extraordinaria durante las Misas de este domingo, acción que se prolongará a Tulancingo y Huejutla, en ayuda a familias de los afectados.






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *