Historia y tradicion

enero 24, 2018

Parroquia de La Natividad de María

Redacción / Notaría Parroquial

La magna obra fue iniciada el 15 de junio de 2001, cuando se colocó la primera piedra.

A la llegada de los españoles, el lugar que hoy conocemos como Santa María Nativitas llevaba por nombre “Tecuaspalco”, que quiere decir “el que vive entre las piedras” o “el que hizo su casa de piedra”.

Su iglesia antigua se cree inició su construcción alrededor del año 1565. A mediados del siglo XVI los franciscanos encontraron una pirámide sobre una colina que fue derribada, y con ese mismo material construyeron el templo en honor de la Natividad de la Virgen María, que se festeja el 8 de septiembre; desde entonces se tomó el nombre de Santa María Nativitas.

La iglesia está hecha de mampostería y con techo de bóveda, de estilo neoclásico con dos torres; una de ellas concluida en el año 1689. En su interior se pueden encontrar pinturas y retablos muy antiguos y de gran valor cultural.

En la parte superior destaca un reloj inaugurado en 1927 por el entonces gobernador de Hidalgo, Matías Rodríguez.

La comunidad estuvo a cargo de la parroquia de San Antonio de Padua (Cuautepec), pero en el año 2000, el entonces obispo de Tulancingo, Mons. Pedro Arandadíaz Muñoz, nombró como encargado del Santuario de la Natividad de María al Pbro. Adolfo Valdez Méndez (+), quien tuvo el encargo de construir una nueva iglesia.

La magna obra fue iniciada el 15 de junio de 2001, cuando se colocó la primera piedra, hecho que logró la unidad de toda la comunidad; después sería consagrada y concluida el 31 de diciembre de 2004.

Cabe mencionar que fue erigida parroquia el 1 de mayo de 2011, cuando también se nombró a su primer titular en la persona del Pbro. Miguel Peña Ortega.

Actualmente, la parroquia de la Natividad de María pertenece a la Arquidiócesis de Tulancingo y su titular es el Pbro. Alfredo Vargas Delgado.

* Agradecemos por la información proporcionada al señor Arturo Garrido Obregón.

 

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *