Historia y tradicion

marzo 8, 2018

Parroquia de San Francisco de Asís

Redacción 

La obra se inició el 6 de enero de 1976, cuando era obispo de Huejutla, Mons. Serafín Vázquez Elizalde.

Tlahuelompa es una de las veinticinco comunidades que conforman el municipio de Zacualtipán, población no muy grande pero sí muy activa en la producción de diferentes artesanías de las cuales destacan de manera muy significativa la confección de imágenes religiosas, campanas metálicas y vinos tradicionales de frutas, entre otros.

El poblado produce además todo tipo de enseres religiosos destinados al culto misal: es el caso de incomparables imágenes católicas policromadas y de belleza única; cirios pascuales y otros ornamentos confeccionados para el oficio.

Pero quizás la fama mayormente ganada del poblado, y bien justificada, se le debe a la fundición de campanas, que se hacen a partir de un molde de barro.

En ese poblado pequeño de Tlahuelompa destaca el templo dedicado a San Francisco de Asís, de quien según informes su primer párroco fue el Pbro. Antonio Lona.

La arquitectura de la construcción destaca por sus paredes curvas de hierro y concreto, su losa se halla sostenida sobre viguetas de hierro, cubiertas por un falso plafón.

Según información archivada, la obra se inició el 6 de enero de 1976, cuando era obispo de Huejutla, Mons. Serafín Vázquez Elizalde.

Posteriormente el templo fue consagrado el 4 de octubre de 1980, por el entonces obispo Juan de Dios Caballero Reyes, cuando fungía como párroco el padre Francisco Xavier Arzate de Orta, con la colaboración de toda la comunidad y diseñada por el arquitecto Michel Marone.

La parroquia de San Francisco de Asís pertenece a la Diócesis de Huejutla, celebra su fiesta patronal el 4 de octubre y su titular es el Pbro. Salvador Murillo López.

Foto: Moisés Lozada Día

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *