Noticias

junio 6, 2018

Pide arzobispo de Tulancingo defender y proteger a la familia

Por: Filiberto Monter Santiago

Domingo Díaz Martínez se pronunció durante el primer día de visita pastoral en Tepeapulco.

“La Iglesia nos lo viene anunciando desde Medellín, desde Puebla, desde Santo Domingo y ahora en Aparecida; defendamos a la familia de la ideología de género que pone en peligro al núcleo fundamental de la sociedad”, expresó la tarde de ayer Mons. Domingo Díaz Martínez.

Durante la cuarta visita pastoral de este año, el arzobispo de Tulancingo se pronunció así durante su encuentro con 13 entusiastas familias que integran a la Pastoral Familiar en la parroquia de Tepeapulco (Hidalgo).

“La clave está en la familia. Si queremos ir más allá en la sociedad debemos apostarle a la conservación de la familia; defenderla del aborto, de los llamados ‘matrimonios igualitarios’ , de la eutanasia”, agregó.

Asimismo, propuso a una decena de sacerdotes la creación y promoción de una campaña en la que cada uno de los integrantes generacionales participe: “Que la familia evangelice con el ejemplo, que uno de ellos los invite a Misa, otro que motive a confesarse, otros a que no se hablen malas palabras y muchos más que brinden ayuda al prójimo”.

Alrededor de 50 personas escucharon las palabras del obispo, incluidos niños, como parte de su encuentro en el que también expusieron el trabajo realizado este año, evaluaciones e inquietudes como grupo parroquial que camina desde hace un par de meses en la comunidad de San Francisco de Asís.

Judith Guadalupe Vázquez Ortega, coordinadora de la Pastoral Familiar en la parroquia de Tepeapulco, junto a su esposo José Antonio Meneses, con 11 años de casados, externaron su entusiasmo de trabajar por las familias de su comunidad.

“Ser y tener una familia nos motivó aceptar y coordinar esta pastoral, siempre hemos pensado que caminar juntos es nuestra misión y nunca nos vemos separados”.

“Tenemos proyectos a corto plazo: primero preparar a nuestras familias que han sido llamadas junto a nosotros para que sean formadoras también; queremos dar pláticas prematrimoniales, talleres de noviazgo, escuela para padres, conferencias, orientación a madres solteras y también trabajar con personas de la tercera edad; todo de manera próxima, remota y futura”, externó el matrimonio.

Reavivar la fe

“Hemos querido iniciar nuestra visita pastoral reavivando nuestra fe”, fueron las palabras de Mons. Domingo Díaz Martínez la mañana de ayer durante su mensaje de bienvenida en Tepeapulco, cuarta comunidad sede de visita pastoral en la Arquidiócesis de Tulancingo.

Ante la presencia de padres de la foranía de Apan, el Pbro. Joel Islas Ramírez presentó a las 20 personas que integran su Consejo Parroquial de Pastoral, mostró el mapa con la extensión territorial de su parroquia dividida en 12 sectores: ocho de la cabecera y cuatro foráneos.

“Gracias por venir a orar con nosotros y a pedirle al Señor que reavive nuestra fe”, dijo el obispo al término de la Hora Santa matutina.

La parroquia de San Francisco de Asís camina actualmente de la mano de su párroco, tres Hermanas Misioneras de Jesús Hostia que colaboran de tiempo completo y laicos comprometidos con su Iglesia en la coordinación de diferentes pastorales y dimensiones.

No obstante, el equipo pastoral informó al obispo la realidad de su caminar y algunas preocupaciones: “Hacen falta agentes, existe saturación de trabajo para el sacerdote, no se trabaja de lleno en la evangelización, existe poco conocimiento del Plan Diocesano y algunos integrantes denotan pesimismo y falta de compromiso en sus tareas”.

En respuesta, Mons. Domingo Díaz Martínez indicó: “Tenemos que trabajar por tener una Iglesia más viva, poner de nuestro tiempo para evangelizar. Gracias por colaborar con la parroquia. Hay que trabajar, ánimo, auxiliemos a nuestro sacerdote”.

Pastoral vocacional

Dos integrantes, junto a una religiosa que los auxilia suman tres, apenas comienza su labor y por ende no se trabaja en sus dimensiones; cada mes organizan una jornada vocacional junto a parroquias de la foranía, coordinan una Hora Santa vocacional en la parroquia y promueven la oración por las vocaciones.

A ellos se les sugirió encontrar a laicos que trabajen en la búsqueda de vocaciones matrimoniales, misioneras y pastorales; “sí hay vocaciones, pero no basta orar, hay que buscarlas”.

Pastoral Indígena

En la parroquia de San Francisco de Asís no se trabaja en ninguna dimensión de esta pastoral porque solo dos personas que la coordinan promueven cada día 12 de mes, desde hace un año, una Misa en honor a la Virgen de Guadalupe, además de su visita a familias indígenas que habitan en el sector 6.

Se les pidió como labor inmediata crear enlaces en todos los sectores de la parroquia que permitan contabilizar el número de personas provenientes de pueblos originarios, además de que través de la danza y sus tradiciones busquen la organización de eventos para que en ellos ofrezcan sus productos realizados de propia mano.

“Hay que rescatarlos, trabajar con ellos, hacerlos parte de la misma Iglesia, así como sus valores y tradiciones a través de la Pastoral Indígena”, sugirió el arzobispo.

Pastoral Litúrgica

 Trabaja en sus siete dimensiones, su equipo litúrgico se compone de 31 integrantes, 43 ministros extraordinarios de la Eucaristía, los coros cuentan con 71 integrantes activos, ocho monaguillos ofrecen su servicio al altar, 27 personas fungen como celebradores de la Palabra y 50 son adoradores nocturnos; en total 282 son miembros activos de esta pastoral.

Como uno de los grupos más activos en la parroquia, diferentes sacerdotes ofrecieron consejos para no desistir a pesar de las dificultades expuestas: “Su participación es importante, es evangelizadora y le da vida a la Iglesia; una buena lectura evangeliza, un buen canto evangeliza. A nuestra Pastoral Litúrgica hay que ponerle fe”.

Pastoral Social

Trabaja con la promoción de obras de solidaridad, promueve un servicio espiritual entre los agentes, ofrece algunos cursos y coordina un dispensario médico a través de Cáritas y la Dimensión de Salud.

A sus integrantes se les exhortó continuar el trabajo que ya encabezan, pero se les pidió fijarse la meta de crecer como comisión para rendir mayores frutos con la búsqueda de nuevas personas para activar las dimensiones faltantes.

“Sigamos impulsando las obras de caridad y de misericordia, pero también trabajemos en lo que se refiere a la participación ciudadana, que mucho tiene que ver en procesos electorales”.

Pastoral Profética

La escuela de la fe integrada por 59 catequistas ofrece formación presacramental, retiros y cursos de Biblia; sumado a lo realizado por la Escuela de la Cruz, el equipo de evangelización, los Misioneros de la Cruz, la catequesis a quinceañeras, niños de tres años y a papás y padrinos que piden el sacramento del Bautismo.

A pesar de que se expuso la existencia de una resistencia a la catequesis por algunos fieles, se les pidió a los agentes trabajar para formar una Iglesia convencida.

“Convenzamos a la gente de que su asistencia a la catequesis es para bien de los papás, los padrinos y el niño o adolescente a recibir el Sacramento”, sugirió Mons. Domingo Díaz Martínez.

Caridad

Después del medio día, el arzobispo de Tulancingo visitó la casa de un joven convaleciente al que escuchó en confesión, charló con él y pidió, junto a su familia, el ofrecimiento de su estado de salud a Dios.

Al final del primer día de actividades en la visita pastoral a la parroquia de Tepeapulco, el obispo también ofreció la Eucaristía para que el trabajo realizado junto a los agentes de pastoral rinda frutos y Dios premie a las personas que trabajan para su Iglesia.

 

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *