Noticias

julio 3, 2018

Plan Diocesano de Pastoral ‘empapa’ a laicos del Evangelio, asegura obispo

Por: Adriana Olvera / Magda Gachuz / Filiberto Monter

Domingo Díaz Martínez preside la quinta visita pastoral del año en la diócesis, con sede en la parroquia de El Espíritu Santo de Pachuca.

Al reunirse con el Consejo Pastoral Parroquial de El Espíritu Santo, Mons. Domingo Díaz Martínez aseguró que uno de los objetivos de la aplicación del Plan Diocesano de Pastoral en todas las parroquias de la diócesis es que la gente y agentes laicos se ‘empapen’ del Evangelio.

El arzobispo tuvo este encuentro durante el inicio de la quinta visita pastoral del año, ahora con sede en Pachuca, que se desarrolla desde ayer en la zona urbana de Lomas Residencial de la capital hidalguense.

El obispo de Tulancingo destacó la presencia de cada representante de pastoral dentro del consejo, ya que son ellos quienes apoyan al sacerdote en las decisiones que se puedan tomar dentro de la parroquia.

“Queremos, mediante el Plan Diocesano de Pastoral, que la gente se empape del Evangelio, participe y se mueva; por ello ustedes deben reforzar sus redes de comunicación, para que sean medios de difusión del entorno social”, precisó.

Cabe mencionar que el territorio parroquial de El Espíritu Santo se compone por seis capillas esparcidas en diferentes colonias: San José (Cubitos); La Sagrada Familia (Cerro de Cubitos); Nuestra Señora de Guadalupe (Palmitas); Cristo Rey (La Raza); Nuestra Señora de la Paz (Adolfo López Mateos); y La Divina Providencia (Fraccionamiento Bosques del Peñar).

Entrada la tarde de ayer, luego de tener este conocimiento, el obispo pidió evangelizar, ya que esta es la clave para que familias enteras puedan vivir mejor y ofrezcan un mejor testimonio a la sociedad.

Inicia con recorridos

Luego de que en Tepeapulco se visitaran diferentes comunidades aledañas a la parroquia, durante esta visita, en el primer día de actividades se programó el arribo de las autoridades eclesiásticas a cuatro de las seis capillas.

Cada encargado proporcionó la información correspondiente a la construcción y actividades desarrolladas dentro de cada templo al que la gente acude a hacer oración.

El arzobispo invitó a los feligreses a impulsar y edificar la Iglesia no solo en lo material, sino mediante la organización de la catequesis y de algunas pastorales específicas, como la Pastoral Juvenil.

Ahí mismo puntualizó la importancia de evangelizar mediante la celebración de las fiestas más importantes de nuestra Iglesia, con el fin de reavivar la fe y vivir de cerca el verdadero sentido de estas.

“La oración es el arma más poderosa que tenemos dentro de la Iglesia”, dijo Mons. Domingo Díaz Martínez, luego de exhortarlos a no cesar en el rezo del Rosario.

Ánimo Pastoral

La mañana de ayer, una vez expuesto el Santísimo Sacramento de la Eucaristía, se reflexionó parte del Plan de Pastoral, específicamente sobre las acciones propuestas para un buen funcionamiento de la Iglesia diocesana.

El obispo aseguró que llegaban hasta esta parroquia para motivar a los laicos a promover la catequesis y a evangelizar en la búsqueda de una Iglesia más viva.

“Venimos a animar a caminar juntos, por que somos Iglesia, somos familia y somos pueblo de Dios; debemos ir también unidos y organizados”, puntualizó.

Pastoral Familiar

Integrantes de esta pastoral indicaron que trabajan organizados en dos grupos: Formación Prematrimonial y Formación Matrimonial, pero externaron su preocupación por el poco interés de jóvenes al no acercarse al Sacramento del Matrimonio y sobre todo por el tiempo que duran bajo este estado de gracia.

Mons. Domingo Díaz Martínez recalcó la importancia de apostar por la familia, reafirmar valores y animar a que los agentes no dejen que los medios externos influyan en la buena evangelización: “Tenemos que continuar sembrando el Evangelio en el corazón de los jóvenes y la familia”.

Pastoral Profética

Se integra por grupos de Catequesis, Formación Prebautismal, Formación de Quinceañeras, grupo de Archicofradía y Legión de María, con un total de 158 colaboradores; laicos mostraron su preocupación por los que quieren una catequesis corta para la realización de algún sacramento, ya que muchos de ellos se van a otra comunidad en busca de recibirlo sin alguna formación adecuada.

El obispo expresó que no hay que dejar de insistir en convencer a los padres de familia de que la catequesis es un bien espiritual para ellos: “Por eso venimos a animarlos y a decirles que sí se puede, que no cesen en el trabajo pastoral”.

Pastoral Social

Al término de la jornada se dio a conocer que quienes integran esta pastoral son los encargados, desde hace 47 años, de realizar el Vía crucis viviente, grupo integrado por 30 colaboradores; aunque sin una estructura pastoral, los miembros de esta comisión realizan algunas actividades caritativas.

Obispo y sacerdotes sugirieron que con los miembros activos en este grupo pueden hacer funcionar a la Pastoral Social con todas sus dimensiones, para un mejor ofrecimiento de su servicio a la Iglesia.

Además se les sugirió promover siempre la justicia, preocuparse por los pobres y necesitados; aunado a esto, al ser miembros de una Iglesia, el arzobispo pidió nunca crear algún tipo de sufrimiento con los compañeros, vecinos o familiares.

El día terminó con la celebración Eucarística presidida por Mons. Domingo Díaz Martínez, con la presencia de los sacerdotes que integran la foranía Pachuca Sur, a la que pertenece la parroquia de El Espíritu Santo, y la comunidad.

 

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *