Noticias

diciembre 7, 2018

Por decreto, hay nueva vicaría fija en Tulancingo

Por: Filiberto Monter Santiago

La comunidad de La Inmaculada Concepción pertenece a la jurisdicción parroquial de Nuestra Señora de los Ángeles.

Una reliquia de primer grado fue colocada por Mons. Domingo Díaz Martínez en el altar de la ayer erigida vicaría fija de La Inmaculada Concepción, en la colonia La Cañada de Tulancingo.

Como parte del rito, el fragmento de hueso de San Rafael Guizar y Valencia fue incrustado en la parte central del sitio que sería ungido con el Santo Crisma, incensado y después cubierto.

La comunidad participó, entre otros momentos, en la Letanía de los Santos, luego de la lectura del decreto firmado por el obispo, con fecha del 6 de diciembre, para erigir la nueva vicaría fija.

El cual refería que para una atención pastoral más eficiente y estable a una porción de la parroquia y santuario de Nuestra Señora de los Ángeles, seis comunidades serán dirigidas por un nuevo sacerdote.

Nuevo Tulancingo, Nueva Morelos, Viveros, El Abra, San Vidal y Comunidad de Guadalupe son atendidas, desde ayer, por el primer vicario fijo, en la persona del Pbro. Luis Galván Villanueva.

“El sacerdote viene a vivir con ustedes, porque estará al servicio de ustedes. El padre Luis viene a hacer el bien, a celebrar Misa y a confesar los pecados; a bautizar, a organizar la catequesis y atender a los pobres”, expuso el arzobispo de Tulancingo en homilía.

Mons. Domingo Díaz Martínez dejó también al nuevo vicario fijo la tarea de organizar la pastoral familiar, trabajar con jóvenes, niños y personas de la tercera edad.

Asimismo, invitó a la comunidad a trabajar a la par de su pastor, en un día al que calificó de especial: “Debe quedar escrito que hoy, a la una de la tarde, como familia de Dios, consagramos nuestro altar. Cuéntenle a los jóvenes y niños lo que vieron hoy”.

Luego de explicar el proceso para que una parroquia se erija, el obispo dio paso a la lectura del decreto por el Pbro. Jesús Bravo González, párroco de la comunidad de Nuestra Señora de los Ángeles.

Después, el padre Luis Galván renovó sus promesas sacerdotales, hizo su juramento y dio lectura, con la mano puesta en el Evangeliario, a su compromiso como nuevo vicario fijo.

Según datos de la cancillería de Tulancingo, la diócesis cuenta ahora con 91 parroquias, cuatro vicarías fijas, seis cuasiparroquias, una rectoría y un Templo Expiatorio en lo que comprenden los estados de Hidalgo, Puebla y Veracruz.

La última erección por decreto, hasta antes de la de ayer, se dio el 21 de junio de este año en Tornacuxtla, en la comunidad de San Miguel Arcángel.

 

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *