Historia y tradicion

mayo 16, 2019

¿Por qué mayo es el mes de María?

Por: Sem. Jesús González Hernández / Arquidiócesis de Tulancingo

La combinación originó que la celebración cuente con devociones especiales organizadas a diario durante 30 días.

Durante siglos la Iglesia Católica ha dedicado todo el mes de mayo para honrar a la Virgen María, Madre de Dios.

Algunos ven en esta manifestación de religiosidad popular una cristianización de celebraciones paganas: la dedicación del mes de mayo a las diosas de la fecundidad; en Grecia, a Artemisa; en Roma, a Flora; de hecho, mayo debe su nombre a la diosa de la primavera, Maia.

La idea de un mes dedicado específicamente a María se remonta al siglo XVII; si bien no siempre se llevó a cabo en mayo, el mes de María incluía treinta días de ejercicios espirituales diarios en su honor.

Fue en esta época que este mes y María se combinaron, lo que originó que la celebración cuente con devociones especiales organizadas cada día durante todo el mes; la práctica se extendió sobre todo durante el siglo XIX y se practica hasta hoy.

Pablo VI, en la carta encíclica Mense maio, menciona que «mayo es el mes en el que los templos y en las casas particulares sube a María, desde el corazón de los cristianos, el más ferviente y afectuoso homenaje de su oración y de su veneración. Y es también el mes en el que desde su trono descienden hasta nosotros los dones más generosos y abundantes de la divina misericordia».

Continúa: «Precisamente porque el mes de mayo nos trae esta poderosa llamada a una oración más intensa y confiada, y porque en él nuestras súplicas encuentran más fácil acceso al corazón misericordioso de la Virgen, fue tan querida a nuestros predecesores la costumbre de escoger este mes consagrado a María para invitar al pueblo cristiano a oraciones públicas”.

De este modo el mes de mayo es dedicado a María.

 

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *