Historia y tradicion

enero 17, 2019

¿Por qué vestir dignamente al Niño Dios el 2 febrero?

Sem. Jesús González Hernández / Arquidiócesis de Tulancingo

La tradición popular corre peligro de desvirtuarse, porque hay personas que cometen el error de “disfrazar” a la imagen.

Es una tradición popular en México que el 2 de febrero, día en el que se celebra la fiesta de la Presentación del Señor y de la Virgen de la Candelaria, se “vista” una imagen del Niño Jesús y se lleve a bendecir.

Actualmente los mercados ofrecen una gran variedad de prendas, pero la bonita costumbre de vestir al Niño Dios corre el peligro de desvirtuarse, porque hay personas que cometen el error de “disfrazar” la imagen como un santo u otro personaje que se le tenga estima.

Para vestirlo téngase en cuanta lo siguiente:

1. El Niño no es un “muñeco”. La imagen representa a Jesús, el Hijo de Dios hecho hombre encarnado en el seno de la Virgen María. Representa a Jesús como un recién nacido y por lo tanto no hay ningún problema en vestirlo con ropa de bebé.

2.      Vestirlo de acuerdo a su dignidad de Hijo de Dios. Al tratarse de Jesucristo, Dios hecho hombre, se le puede vestir con alguno de los atributos que celebra la Iglesia Católica como el Señor de la Divina Misericordia, el Sagrado Corazón, Cristo Rey o el Buen Pastor, entre otros.

3. No vestirlo como algún santo. Por la sencilla razón de que son los santos quienes buscan parecerse a Jesús, y no al revés.

4. No convertirlo en un amuleto. Vestir a la imagen como “Niño de la prosperidad”, “Niño de la suerte” o “Ángel de la abundancia”, entre otros, es convertirla en una especie de amuleto, superstición que trata de manipular a Dios.

5.- Tratar la imagen con reverencia. La Iglesia siempre ha enseñado que las imágenes del Niño Dios deben ser bellas, dignas y tratadas con decoro, porque nos recuerdan que Cristo nació, fue niño y creció entre nosotros. (Cfr. Catecismo de la Iglesia Católica 476-477).

 

 

 

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *