CATEQUESIS

agosto 14, 2019

Que el regreso a clases no te agarre en curva

Por: Silvia del Valle 

Es necesario tener listo el uniforme, los libros, las mochilas y todo lo que tiene que ver con la escuela.

Cada día falta menos para que nuestros hijos regresen a clases y con esto vienen grandes retos, por ello es necesario tener listo el uniforme, los libros, las mochilas y todo lo que tiene que ver con la escuela.

Yo sé que aún estamos en plenas vacaciones, pero si nos descuidamos podemos vivir momentos de mucho estrés si lo dejamos al último.

Revisa lo del año pasado

En esta época que vivimos a nadie le cae mal ahorrar, por eso es necesario que te des tiempo para revisar lo que quedó del ciclo escolar anterior.

Siempre quedan colores en buen estado o juegos de geometría que pueden volver a usarse; si hacemos una lista de lo que ya tenemos podremos ahorrar mucho y no duplicaremos materiales.

Repara lo necesario

Hay útiles que con una manita de gato pueden servir muy bien, por ejemplo con los colores y estuches para lápices. Solo es cuestión de invertir un poco de tiempo para ahorrar mucho, y si hay cosas en buen estado pero que ya se ocuparán, las podemos donar.

Revisa la lista de útiles y súrtela

Ya estamos en perfecto tiempo de revisar la lista nueva y compararla con lo que ya tenemos, y así solo comprar lo que hace falta. Con esto ahorraremos mucho y le sacaremos el mayor jugo posible a las cosas.

Mientras más pronto tengas los útiles, mayor tiempo tendrás de forrar y marcar todo.

Forra libros y marca útiles 

Podemos comenzar a forrar todo poco a poco. Si nuestros hijos ya tienen edad para ayudarnos es muy bueno que les dejemos hacerlo, ya que así valorarán sus cosas y tendrán cuidado con ellas.

En caso de que sean aún pequeños nuestros h os pueden ayudarnos pasándonos las cosas y los materiales para dejar todo listo; siempre es bueno que se sientan parte del proceso de dejar todo listo.

Marca el uniforme 

A veces dejamos al final el uniforme porque ya lo tenemos del ciclo escolar pasado, sin darnos cuenta que en mes y medio nuestros hijos pueden crecer y por lo mismo ya no quedarles los pantalones o el suéter.

Por eso es necesario revisar que todo esté en orden, y si no es así comprar lo necesario a tiempo.

Es importante marcar todas las piezas que pueden perder para tratar de evitar accidentes y situaciones incómodas.

Todos estos detalles parecen muy sencillos, pero si los dejamos para el último momento estaremos un día antes corriendo y seguramente que no terminaremos a tiempo.

¿Agobio previo al inicio?

Si ves que tus hijos están asustados o angustiados antes de comenzar el nuevo año escolar, se recomienda la práctica de algunas cosas en casa:

1. Escucha: cuando comienzan la escuela tienen preguntas o algo emocionante para contar y los padres son un lugar seguro para que ellos se expresen.

2. Sé específico: pregúntales qué les pone nervioso y proponle ideas de cómo podrían sentirse mejor.

3. Mensajes positivos: crea expectativas favorables sobre el regreso a clases, por ejemplo las experiencias del pasado como sus amistades o excursiones.

4. Celebra y aprecia: realice un recuento en el que destaquen las actividades que fueron buenas experiencias personales.

5. Habla con la maestra: platíquele a sus hijos que se acercó a su profesor, para que ellos se sientan más seguros y en confianza con su nuevo tutor.

 

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *