Abusos y Costumbres

junio 5, 2017

Queremos bautizar al niño porque llora mucho…

Pbro. Zenón Flores Olvera / Arquidiócesis de Tulancingo

El Bautismo es un sacramento, instituido por Cristo, necesario para la salvación

Llegan a las parroquias algunos papás muy desesperados porque quieren bautizar a sus hijos, y las razones que dan son: que lloran mucho, se enferman mucho, los padrinos están de vacaciones o porque le van a festejar sus tres años y otras muchas razones secundarias.

Pero ¿qué será el Bautismo? ¿Porqué bautizar a los hijos? El Bautismo es un sacramento, instituido por Cristo, necesario para la salvación, cuyo rito esencial consiste en sumergir en el agua al que será bautizado o derramar agua sobre su cabeza, pronunciando la invocación de la Santísima Trinidad, según el mandato de Jesús a su Iglesia: «Vayan, pues, y hagan discípulos a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo» (Mt 28,19-20).

Quien recibe el Bautismo es sumergido en la muerte de Cristo y resucita con Él «como nueva criatura» (2 Cor 5,17). Se llama también «baño de regeneración y renovación en el Espíritu Santo» (Tt 3,5), e iluminación porque el bautizado se convierte en hijo de la luz (Ef 5,8).

Este sacramento perdona el pecado original y todos los pecados personales, nos hace hijos adoptivos del Padre (Ga 4,5-7), miembro del cuerpo de Cristo (1 Cor 6,15;12,27), que es la Iglesia, templos del Espíritu Santo (1 Cor 6,19) y partícipes de la naturaleza divina (2 Pe 1,4); Rom 8,17).

Además, comunica la gracia santificante que capacita para creer en Dios, esperar en Él, amarlo, y vivir como enseña mediante las virtudes teologales, los dones del Espíritu Santo y las virtudes morales.

Nos introduce en la verdadera libertad e imprime en el alma un signo espiritual indeleble, el carácter, que, al hacer al bautizado hijo de Dios, lo consagra al culto de la religión cristiana y le hace partícipe de la misión de Jesús.

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *