Noticias

diciembre 10, 2018

“Seamos una Iglesia convencida”, suplica arzobispo en el Tepeyac

Por: Filiberto Monter / Magda Gachuz

En la Solemnidad de la Inmaculada Concepción, Mons. Domingo Díaz Martínez pidió a la Virgen de Guadalupe por la Iglesia que peregrina en Tulancingo.

A los pies de la Virgen María de Guadalupe, el obispo de Tulancingo propuso a los más de 10 mil personas, que año con año peregrinan hasta el Tepeyac, ser una Iglesia verdaderamente convencida.

“Que ninguno de nosotros se avergüence de ser hijo de Dios y de la Santísima Virgen María de Guadalupe, que ninguno de nosotros se vuelva protestante y que ningún bautizado vea con desprecio la oración, la Eucaristía y la Evangelización”, citó en la Basílica al medio día del sábado.

Mons. Domingo Díaz Martínez fue claro al expresar que la diócesis deja de ser una Iglesia convencida cuando se va a Misa, cuando se lee la Biblia, cuando se hace oración y cuando se confiesan los pecados, pero todo se hace de vez en cuando.

La solicitud hecha en el marco de la CXXXII Peregrinación Diocesana a la Basílica de Guadalupe recae en la iniciativa de que los católicos, ante las dolencias y carencias del mundo, no se dejen engañar con el aborto o se confundan con los matrimonios igualitarios.

“Que nadie nos haga pobres con la marihuana, que ninguno vea al divorcio como solución, que ninguno nos convenza con su dicho: ‘El que no tranza no avanza’”, agregó.

Asimismo, fue enfático en la petición por el sector al que el mismo Papa calificó como riqueza, a ese mismo que se le dedicó un Sínodo de Obispos y el cual acaba de concluir un año especial en México.

“Que los jóvenes convencidos digan: no a la droga, no a la violencia, no a los antros y no a las bebidas embriagantes”.

Mons. Domingo Díaz Martínez sugirió algunas ideas para alcanzar el objetivo planteado como pastor de una Iglesia que ya camina en el trabajo pastoral de manera unida y organizada.

Entre estas destacan el que cada bautizado conozca sus derechos y obligaciones, que se estudie la doctrina de la Iglesia y se reflexione en el Evangelio, que se participe en la catequesis, se haga siempre una oración sincera y se practiquen las obras de misericordia.

Ante la posible aprobación de la marihuana en México y de la despenalización del aborto en gran parte del país, el obispo también exhortó a hacer frente a una realidad que exige unión entre los hijos de Dios.

“Una persona convencida no aborta, no roba, no maltrata, no amenaza, no mata, no secuestra y no practica la corrupción”, sentenció.

“¡Cuidado! –externó-, porque Herodes sigue matando”, fue la justificación ante la petición hecha una y otra vez durante la homilía que también promovió la defensa de valores, credo y derecho de los católicos, “para que la serpiente no nos arrebate el gozo, la unidad y la paz; para que creamos en Dios y no en la serpiente”.

Ramillete

Al término de la Eucaristía fue dado a conocer el número de Salves ofrecidas a la Virgen de Guadalupe por parte de cada parroquia, vicaría de pastoral y el total reunido por toda la feligresía.

La parroquia de Cristo Rey (Téllez), foranía Tizayuca, nuevamente fue quien más sumó, con 5 millones 943 mil 804, que ayudaron al ramillete espiritual de 47 millones 106 mil 267 por parte de la Diócesis de Tulancingo en este año.

 

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *