Noticias

octubre 10, 2018

Situación actual, causa del descuido a la familia

Por: Filiberto Monter Santiago

El arzobispo de Tulancingo aseguró que diferentes ideologías atentan contra el núcleo más importante de la sociedad.

En el marco del segundo día de visita pastoral en Metepec, Mons. Domingo Díaz Martínez volvió a hablar de la familia, esta vez durante su encuentro con más de una decena de matrimonios.

El obispo aseguró que desafortunadamente los papás han dejado de hacer la tarea y que ya no hay padrinos que velen por sus ahijados, “de esa forma es muy difícil que se progrese como sociedad al ser la familia el verdadero núcleo”.

“Estamos convencidos de que si queremos encontrar las causas de la situación actual que se vive en México y en el mundo, es porque hemos descuidado a la familia”, recordó.

Aunado a que hay conciencia de la importancia que tiene la familia en la Iglesia y la sociedad, Mons. Domingo Díaz Martínez animó a que los matrimonios entren en acción y busquen más parejas que promuevan la conservación familiar y los valores esenciales en la sociedad.

“Necesitamos ponernos las pilas, porque la legalización de la droga ataca a la familia, la aprobación del aborto ataca a la familia, la llamada ideología de género ataca a la familia y hasta en la escuela, con nuevos formatos de educación en los libros, están atacando a la familia”, sentenció.

Matrimonios de la parroquia de El Señor de Metepec mantienen un grupo activo que conserva el valor familiar, convive, se reúne, imparte y recibe retiros y se actualiza en la búsqueda de un mayor número de integrantes.

La Pastoral Familiar de Metepec trabaja desde el 2015, tiene una estructura y comparte la idea de que la familia es la Iglesia doméstica, fuente de valores y principios para la formación de buenos individuos.

Consejo Parroquial 

Previo al encuentro con las familias, el arzobispo de Tulancingo se encontró con el Consejo Parroquial Pastoral, que expuso su quehacer, realidad y relación interna junto al párroco.

El equipo formado desde el 2013 sesiona cada mes o convoca en caso de un tema urgente; además promueve actividades como organización de peregrinaciones, fiestas litúrgicas y la preparación de ministros de la comunión.

A pesar de que cuenta con una estructura de siete pastorales, vigila el cuidado de templos y mantiene una buena asistencia a reuniones diocesanas y de foranía, también mostró una realidad negativa con la integración de pocos participantes del consejo, la falta de constancia de sus integrantes y la poca vivencia de los Sacramentos.

El obispo agradeció su labor mostrada y les aseguró que el Espíritu Santo los bendice con el don del consejo en su servicio de animación a su parroquia.

“Ustedes prestan el servicio de coordinar, ponerse de acuerdo y de impulsar el Plan Diocesano de Pastoral; ahora motiven a los laicos, anímenlos, que sientan ganas de pertenecer a un grupo de la Iglesia”, agregó.

Pastoral Indígena

Mons. Domingo Díaz Martínez, junto al párroco y demás sacerdotes, llegaron hasta Santa Ana Hueytlalpan para visitar a la única comunidad indígena de la zona.

Otomíes recibieron a las autoridades eclesiásticas para enflorarlas, guiarlas y llevarlas hasta el interior del templo y brindarles una cálida bienvenida llena de color, signos y alegría.

Coordinadoras expusieron sus inicios en la Pastoral Indígena, así como el proceso y capacitación que han tenido durante su participación en encuentros nacionales y diocesanos.

Mons. Domingo Díaz Martínez aseguró que tener el objetivo de lograr una mayor fraternidad entre el presbiterio y los indígenas, laicos de la ciudad y laicos de comunidades foráneas; “que se vean como hermanos”, dijo.

“Ojalá que la Pastoral Indígena nos ayude a lograr una catequesis con sus signos, con su lengua y costumbres, para ir caminando juntos”, comentó luego de también pedirles ayuda a que la Liturgia resulte agradable y dichosa.

“Queremos mucho a los indígenas, por eso estamos aquí”, concluyó Mons. Domingo Díaz Martínez.

Pastoral Juvenil

El único grupo parroquial es el de Misión Joven Juan Pablo II que tiene en su membresía a 50 integrantes, trabaja en alrededor de 17 comunidades y realiza visitas a hogares para propagar la Palabra de Dios.

No obstante aseguró tener pendientes ciertos desafíos como el rechazo de la gente en algunos lugares y la poca cantidad de jóvenes que se acercan verdaderamente a la espiritualidad.

Entre sus numerosas acciones se encuentran principalmente convivencias culturales y deportivas, retiros, prepascuas, juguetones, participación en la llamada Misa Joven, presencia en redes sociales y la administración de una página web que se encuentra en proceso.

El arzobispo de Tulancingo felicitó por su trabajo a los más de 20 niños y jóvenes que acudieron a saludarlo, ya que esto resulta ser “una bonita experiencia”.

De esta manera los invitó a seguir el camino que Dios les ha encomendado: “Prepárense para que en el futuro, cuando crezcan, sigan en el movimiento juvenil, pero ahora como asesores; la Iglesia los necesita”.

Firma de actas

Para cerrar la octava visita pastoral del año en la diócesis se dio paso a la firma de actas por parte del obispo, el párroco, sacerdotes y agentes de pastoral que fueron testigos de lo que se vivió en Metepec.

“Agradezco al gran equipo de trabajo que tuvo a bien organizar la visita pastoral, pero ahora debe seguir trabajando en la búsqueda de esos frutos que seguro dejará nuestra presencia en esta parroquia”.

La Misa en el templo parroquial concluyó con las actividades programadas para el 8 y 9 de octubre en la comunidad de El Señor de Metepec.

 

 

 






0 Comments


Seras el primero en commentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *